lunes, 11 de noviembre de 2019

El Festival Violeta de San Carlos que no logra despegar



Este festival que tiene 14 años y que en sus últimos nueve años ha sido capturado por la alcaldía  no logra separar lo municipal y el egocentrismo, de un espectáculo y competencia musical.

Si bien, atraídos por la cuna de Violeta han llegado hasta aquí numerosos y destacados artistas, tanto a participar de la competencia como  figuras del show, en sí el festival sigue siendo un espectáculo local, cuya organización denota claramente que  por sobre la música y espectáculo está la figura del alcalde, que pretende competir en popularidad con los artistas y que insiste en subir al escenario cuantas veces sea posible, pese a la pifias que este año fueron demasiadas.

Sol y Lluvia, lo mejor en la primera noche del Festival de Violeta
Con un público  que cantó sus canciones  y "el adiós carnaval, adiós Sebastián" finalizó la primera noche del Festival Violeta de San Carlos  que, al inicio tuvo un pugilato protagonizado nada menos que por  el encargado de Seguridad Ciudadana y los manifestantes, que luego de marchar  llegaron  al  festival "gratuito".

De extraña manera  las puertas le fueron cerradas a los  manifestantes que ya habían terminado su recorrido  y habían programado asistir al festival "gratuito".

El incidente se registró  en la entrada del recinto a la medialuna  donde se efectuaba  el Festival Violeta de San Carlos, espectáculo gratuito  que se realiza con fondos regionales y donde el encargado de seguridad ciudadana  Ricardo Asfura  ordenó cerrar las puertas del recinto generándose un pugilato entre él y los manifestantes que pedían ingresar al recinto. Los ánimos se fueron calentando hasta que intervino un comerciante que pidió abrir las puertas  y los manifestantes, en su mayoría jóvenes, ingresaron al recinto.

Los organizadores terminaron por entender que la fiesta era de todos, que los recursos eran públicos y que no se podía impedir la entrada de los sancarlinos a un Festival "de Violeta, con Sol y Lluvia".

La segunda jornada del Festival Violeta de San Carlos, se vivió con un marco de público menor al esperado. La premiación de las canciones en competencia y fue este momento complejo para las autoridades locales, que subieron al escenario: el alcalde Gebrie, el concejal Guzmán y presidente de las agrupaciones culturales, en medio de abucheos y cánticos.


Posteriormente se dio paso al cierre del festival y se anunció la actuación de Inti Illimani, momento en que el alcalde Gebrie se retiró del local. Al momento de los primeros acordes un grupo mayor de concurrentes, especialmente jóvenes avanzaron hasta el escenario y se sentaron en el suelo para escuchar la presentación musical. Posteriormente ya casi finalizando el concierto subieron hasta el escenario con dos lienzos alusivos al movimiento social en curso. La jornada finalizó con los asistentes cantando la ya mítica canción de Sergio Ortega, El Pueblo Unido.



No hay comentarios:

Publicar un comentario