sábado, 16 de noviembre de 2019

Compuesto con hojas de frutilla para combatir bacterias y hongos en cultivos



AGRO.- (portalfruticola.com).-  Un grupo de investigadores, liderados por doctoras de la Facultad de Agronomía y Zootecnia de la Universidad Nacional de Tucumán, de Argentina, (UNT) lograron crear un compuesto a base de hojas de frutilla con propiedades para combatir bacterias y hongos.

Según información entregada por la UNT, este bioinsumo, también puede ser empleado para ayudar al crecimiento y estimular las defensas de cuatro cultivos (azúcar, soja, citrus y frutilla).
Este compuesto, que es orgánico, es un extracto acuoso que se atomiza directamente sobre las plantas tratadas.

La investigación, que comenzó en 1996, es dirigida por Paula Filippone y Alicia Mamaní, docentes de la UNT. Y contó con el apoyo de otros tesistas y doctorados.
 “La investigación comenzó con la intención de buscar compuestos que fueran capaces de nutrir la defensa en cultivos de interés regional”, explicó a PortalFrutícola.com la investigadora Alicia Mamaní .

Desde el momento en que partieron investigando, hasta ahora,  se realizaron ensayos en invernaderos donde comprobaron los beneficios de protección en soja (mancha anillada); caña de azúcar (estría roja); limón (podredumbre verde); y frutilla (atracnosis producida por hongos).
“Hace un par de años atrás logramos ver el efecto positivo que tenía el compuesto en varios cultivos, en condiciones controladas”, explicó Mamaní.

Aplicación del compuesto de frutilla
Para que este compuesto cumpla en su totalidad la función bactericida y fungicida es necesario aplicarlo en altas concentraciones.

Sin embargo, como estimulador de crecimiento e inductor de defensas, la cantidad a utilizar es bastante menor.

Por eso, la investigadora de Conicet, que también participa en la investigación, Pía di Peto, buscó en sus tesis doctoral estandarizar el procedimiento de obtención y aplicación del bioinsumo.
La idea es que la producción de este extracto resulte económica para el uso a gran escala. Además, es importante que no sea tóxico para el medio ambiente y los cultivos; pero manteniendo la efectividad del laboratorio.

Por el momento, según Mamaní una empresa privada que trabaja con bioinsumos de origen microbiano invierte para el desarrollo del compuesto.

Asimismo, destacó que, en las pruebas de laboratorio, el compuesto también resultó efectivo en bacterias que afectan a la salud humana; como la listeria y el estafilococo.

Mamaní agregó que el bioinsumo también presenta otros intereses en sus investigaciones. La idea es “seguir ampliando las líneas de investigación; ya sea a nivel de control de bacterias patógenas humanas; y conservación de alimentos”. 

La investigación ha sido planteada en México, Brasil y Argentina; y se espera realizar ensayos a gran escala en diferentes regiones.

El estudio se publicó en la revista Molecular Plant Microbe Interaction, donde se muestran los efectos de protección en los cítricos y las frutillas.



No hay comentarios:

Publicar un comentario