lunes, 14 de octubre de 2019

Apiterra: Emprendimiento aprobado por las abejas



AGRO.- Diario El Centro.-  Historia de éxito en Cauquenes.- Comenzó estudiando informática y computación, pero reconoce que no era lo suyo. Luego, experimentó con algunas clases ligadas al mundo del corte y la confección, donde -al poco andar- tampoco logró estar cómoda.
Tiempo después, viajó a Santiago con su esposo, pero la contaminación y las consecuencias a la salud para sus hijos, terminaron por pasarle la cuenta, lo cual la hizo regresar al Maule.
La primera vez que tuvo una cercanía en materia de apicultura, no fue para nada agradable. Por falta de experiencia para trabajar los cajones con abejas, se murió toda su primera crianza, sin entender lo que pasaba.

Fue entonces cuando Verónica Salazar, creadora y propietaria de Apiterra, decidió invertir el proceso y, antes de intentarlo nuevamente, se enfocó de lleno es leer, pedir consejos y capacitarse minuciosamente.

MENSAJE GOLPEADOR
De ahí en más, su camino hacia el posicionamiento como productora en materia apícola, le ha ido mostrando las claves para conseguir logros importantes que la han llevado a ser reconocida, no solo en Cauquenes, su tierra natal, sino que también en la región y el país.
El eslogan de su producto es muy sugerente: “Miel aprobada por las abejas”. Todo ello le ha permitido exponer sus variedades en diferentes ferias y compartir su experiencia en seminarios y talleres, donde ha replicado su camino por el mundo del emprendimiento.

“APOYO MUY PROFESIONAL”
Verónica se confiesa y dice creer que “muchas veces, los que estamos en el rubro más agrícola nos cuenta sentarnos a ver cómo va nuestro emprendimiento o nuestro negocio, y en ese sentido, el Centro de Negocios me ha ayudado a poder ordenar mis ideas, mis finanzas y saber realmente hacia dónde apuntar mis productos”. 
“Se trata de un apoyo muy profesional y de acompañamiento, donde los asesores han jugado un rol fundamental en este sentido, ya que me transmiten confianza y cercanía, algo muy importante, especialmente, para uno que vive mayormente en el mundo rural”, afirmó.
Las vivencias y el proceso de desarrollo vivido por esta emprendedora cauquenina, ha sido muy solicitado por diferentes instituciones que buscan, en sus propias realidades, replicar el ejemplo de empuje y fortaleza.

DISTRIBUCIÓN Y VENTAS
Hoy por hoy, Verónica ha dado un especial giro a su comercialización de la miel. Actualmente entrega sus productos en la tienda Mundo Rural del Instituto de Desarrollo Agropecuario (Indap) en la Estación Pajaritos del Metro de Santiago, así como en la también estación de Escuela Militar.
Se suma el Emporio Italia en Talca, así como las tiendas Dabu y Más Vida, en Cauquenes.
Pero no es lo único, porque también se cuentan sus redes establecidas para vender por Internet, donde recibe y comercializa –especialmente- para alumnos de la Universidad de Talca, el Instituto San Agustín, delegaciones de apicultores de otras provincias y turistas. Además de realizar clases de apicultura, cosmetología apícola y gestionar proyectos apícolas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario