martes, 9 de julio de 2019

La producción de arándanos fue analizada en Chillán


AGRICULTURA.- By mundoagro.cl   Julio 09, 2019  Potenciar el recambio varietal, desarrollar una calidad homogénea y avanzar en prácticas de post cosecha son algunos de los desafíos planteados en la seminario “Producción de arándanos”, realizado por Empresas Nehuén en Chillán.

La actividad, convocó a más de 120 asistentes, y contó con la participación de destacados relatores, tales como Sebastián Ochoa, Andrés Armstrong, Julia Pinto, Raúl Dastres, Jauan Hirzel y Gonzalo Díaz.

 “Los desafíos de la industria es generar un producto en una condición más estable. Chile produce muy buenos arándanos pero hay una parte de ese volumen que tiene un condición más baja y no debería salir porque puede afectar la imagen país-arándano”, señaló el expositor Andrés Armstrong, director ejecutivo del Comité de Arándanos de Chile. El ejecutivo precisó que es clave homogeneizar la oferta nacional con la finalidad de competir en los mercados internacionales, además de invertir en nuevas variedades y manejos de frío, y tener mejores tiempos de tránsito marítimo.

Durante la temporada 2018/19, Chile despachó 110.794 toneladas de arándanos frescos a los diferentes mercados, posicionándose en términos de volumen como el principal exportador de este fruto en el mundo.

“La demanda internacional va a seguir creciendo en Asia, Estados Unidos y Europa,  pero la presión de fruta de nuevas zonas es cada vez mayor y la forma de competir con esto es netamente a través de la calidad y las buenas variedades”, afirma el experto Sebastián Ochoa, quien asegura que el negocio tendrá que hacer un recambio varietal importante.

Una opinión similar es la de la relatora Julia Pinto, quien indica que el primer desafío es avanzar en el recambio varietal en el país y mejorar las prácticas de cosecha y post cosecha que dependen directamente del productor y que son claves –a su juicio- para sacar un producto adecuado a los mercados, y no perder oportunidades de exportación.

Para el experto Raúl Dastres, lo principal es lograr una calidad consistente. “Chile tiene hoy una oferta muy heterogénea y muy poco confiable, no porque haya empeorado la fruta nacional, sino porque el estándar del mercado se elevó, y hoy se exige una fruta más grande y más firme”, asegura, destacando que la calidad es clave para tener una imagen confiable y consistente en el tiempo. Para Dastres, otro desafío tiene que ver con los costos: “los países que nos están quitando terreno tienen una estructura de costos más barata que la nuestra, por lo tanto nosotros tenemos que ser muy eficientes para poder competir”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario