jueves, 20 de junio de 2019

Evalúan establecer cultivos de palta y papaya en Valle del Itata


AGRICULTURA .- By Mario San Martin   Junio 20, 2019  Jornada de análisis técnico tuvo lugar en Ninhue, durante seminario de capacitación organizado por INIA e INDAP y la participación del seremi de Agricultura.

Con la finalidad de evaluar el establecimiento de huertos de papayo y palto con características comerciales en algunas zonas del valle del Itata, un centenar de productores de las siete comunas de la provincia del Itata de la región de Ñuble, asistieron al seminario que planteó nuevas alternativas de frutales y que realizaron conjuntamente INDAP e INIA en la comuna de Ninhue.

Las charlas técnicas estuvieron a cargo de las especialistas en papayo, Angélica Salvatierra, y en palta, Andrea Torres, quienes se refirieron a las condiciones técnicas necesarias para el establecimiento comercial de ambos frutales, enfatizando en las condiciones climáticas y de suelo.

Las expositoras resaltaron el hecho que ambas especies requieren de suelos de buena calidad y con zonas protegidas de vientos fuertes y de heladas, todos los cuales inciden en la vitalidad y crecimiento de los árboles.

Angélica Salvatierra, investigadora de INIA Intihuasi, especialista en papayos.

En primer término, la investigadora de INIA Intihuasi (La Serena) Angélica Salvatierra, resaltó la factibilidad de establecer el papayo en el valle del Itata, aunque llamó a la cautela, ya que “se trata de un cultivo que tiene ciertas restricciones, específicamente climáticas, que demanda más temperaturas y suelos libres de nemátodos (diminutos gusanos que se encuentran en el suelo y pueden provocar la muerte de los árboles), para lo cual debiera contarse con suelos ricos en materia orgánica, ya que estos impiden su proliferación. La especialista en frutales añadió que Ñuble debiera buscar diferenciarse de las papayas de La Serena, apelando a sus propias características y que podrían orientarla “a una agroindustria distinta, específicamente a un mercado gourmet, donde pueden tener una ventaja”.

Andrea Torres, especialista en cultivo de paltos de INIA La Cruz.

En cuanto al palto, la agrónoma de INIA La Cruz, Andrea Torres, sostuvo que previo a establecer un huerto, los productores tienen que conocer los factores climáticos de su zona. “Deben ver si durante los últimos dos años han existido heladas y de qué magnitud. Si tenemos heladas, necesariamente tendrán que considerar algún método para controlarlas cuando estas se hagan presentes”.

La especialista valoró que en la región de Ñuble haya disponibilidad de agua y buenos suelos con gran presencia de materia orgánica, al contrario de lo que ocurre en la tradicional zona productora de paltas del país, en la región de Valparaíso. En cuanto al agua, agregó que es conveniente revisar la disponibilidad de los derechos de agua y, de ser necesario, recurrir a acumuladores para poder asperjar el huerto, tanto en una eventual presencia de heladas o para suplir los requerimientos hídricos en zonas de secano. Finalmente recalcó que “se debe contar con 10 mil metros cúbicos por hectárea al año, aunque podría rebajarse a 7 mil metros cúbicos en algunos sectores”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario