miércoles, 28 de octubre de 2020

Disolver el Congreso: la propuesta de ME-O que molestó a Unidad Constituyente


NACIONAL.- (eldinamo.cl).- Un polémico análisis del proceso constituyente que se aproxima tras el masivo triunfo del Apruebo realizó el excandidato presidencial y fundador del Partido Progresista (PRO), Marco Enríquez-Ominami (ME-O), quien pidió en sus redes sociales que “el Congreso actual debería auto disolverse cuando se inicie la Convención Constitucional”. La propuesta le valió duras críticas de Unidad Constituyente.

“No tiene sentido hacer elecciones presidenciales y parlamentarias en medio del proceso constituyente. O las adelantamos a abril de 2021, o las hacemos al final del proceso”, agregó ME-O.

Sin embargo, el tema no quedó allí porque luego el presidente del PRO, Camilo Lagos, hizo lo propio y validó la sugerencia de Marco Enríquez. De acuerdo al timonel, cuando Colombia eligió a su Asamblea Constituyente hace algunos años, “definieron sus propios quórums de funcionamiento y disolvieron el Congreso“.

“La Corte Suprema ratificó su carácter constituyente, y validó estos acuerdos”, afirmó Lagos, quien luego acompañó su publicación con el hashtag “#ChaoCongreso”.

Oposición no aguantó la sugerencia del PRO

El apoyo de ambos líderes del PRO a la “autodisolución” del Congreso no fue vista con buenos ojos desde Unidad Constituyente, el conglomerado al que pertenece el partido de Lagos y ME-O y que completan el Partido Socialista (PS), la Democracia Cristiana (DC), el Partido Por la Democracia (PPD) y Ciudadanos.

Uno de los primeros partidos donde no toleraron el análisis del PRO fue en el PPD, donde el diputado Felipe Harboe lanzó una crítica a ME-O: “Hay un candidato que pide anticipar elecciones presidenciales y disolver parlamento”.

“Chile necesita liderazgos serios y responsables que respeten institucionalidad y sean ciudadanos los que voten y elijan cuando corresponda y no a conveniencia de unos u otros”, puntualizó.

Luego, desde Ciudadanos, fue el turno de la presidenta del partido, Ignacia Gómez. La abogada y directora de la organización Hay Mujeres fue incluso más incisiva que Harboe y sostuvo que “estas propuestas, que se salen del marco institucional respaldado por la ciudadanía, dañan el proceso constitucional”.

“Nuestra institucionalidad debe seguir su cauce y la convención cumplir con el rol que le ha dado la enorme mayoría de Chile, cuya voluntad estamos mandatados a respetar”, precisó.

Al presidente del PS, Álvaro Elizalde, tampoco le agradó la propuesta del PRO y afirmó a la prensa que “el itinerario constituyente está establecido en la reforma en virtud de la que se convocó al plebiscito del domingo”, descartando cualquier cambio de fecha.

“Este es un tema que quedó regulado claramente. En esta reforma se establece que en caso de supresión o modificaciones sustantivas de la regulación de las autoridades electas la Nueva Constitución debiese regular la transición correspondiente”, continuó Elizalde.

ME-O aclaró dichos tras reclamos de Unidad Constituyente

Según revelaron algunos miembros de la oposición a EL DÍNAMO tras un par de horas desde la publicación de ME-O, y del apoyo de Camilo Lagos, la dirigencia del PRO comenzó a recibir llamados pidiendo que “regularán el tono”. Principalmente porque Unidad Constituyente estaría en un proceso de “ampliación” y buscando la unión de toda la oposición de cara al proceso constituyente.

Finalmente, ME-O, quien se encontraba fuera de la Región Metropolitana, envió una declaración pública a los medios de comunicación para aclarar sus dichos.

El fundador del PRO indicó que “no propongo no realizar elecciones presidenciales ni parlamentarias, propongo adelantar las elecciones del Congreso para hacer sincronía, armonizar y sintonizar los plazos los procesos de constituyentes con el Congreso”.

Luego Marco Enríquez-Ominami explicó que la “autodisolución” del Congreso tendría “toda la lógica del mundo, puesto que ya no es una encuesta, no es un rumor, no es una interpretación, es el voto democrático ante la pregunta que el Congreso le hizo al país”.

“El Congreso de la República impuso la pregunta: quiere usted que nosotros, los parlamentarios, seamos parte del proceso innovador e inédito de escritura de una nueva Constitución. Y el 80% dijo que no. Si a eso le sumamos el 20% que votó Rechazo a la nueva Constitución, porque no quiere una nueva, ni que los ciudadanos ni el Congreso la escriba, es bien elocuente, es matemática simple. Fue un acto democrático soberano que se haya dicho que no queremos un Congreso redactando la Constitución“, agregó.

Para ME-O, según expuso en su declaración pública, no tendría mucho sentido que el próximo Presidente de Chile “jure o prometa por una antigua Constitución esperando una nueva, donde probablemente se elimine”.

Por último, el ex candidato a La Moneda hizo hincapié en que lo mejor es separar las elecciones de constituyentes de las parlamentarias, porque actualmente, “de algún modo, la elección de parlamentarios, que se funde con los constituyentes”.

“En otros países, donde hubo Asamblea Constituyente, la Convención resuelve los problemas legislativos en una comisión, y a su vez, se disuelve el Congreso, porque no ayuda a la eficiencia legislativa que haya dos Congresos”, concluyó.


No hay comentarios:

Publicar un comentario