martes, 14 de julio de 2020

“Incapacidad para ver más allá de sus planillas de Excel”


Revista conservadora de EE.UU. analiza el fracaso del gobierno de Piñera
NACIONAL.- (El Desconcierto).-  "Hace cuatro meses, el mundo alababa a Chile por su aproximación quirúrgica a la pandemia (...) pero el gobierno chileno se encontró de golpe con un problema muy simple: atrapados en barrios sobrepoblados, los pobres no podían darse el lujo de quedarse en casa.
Al final, la pobreza, el hacinamiento y una fuerza laboral informal masiva superó la respuesta del gobierno", señalan desde la revista norteamericana National Review.

“Hasta hace poco, Chile era un ejemplo brillante de modernización exitosa, neoliberalismo eficiente y gobierno competente”, comienza el minucioso análisis de la revista conservadora estadounidense National Review, hecho por el pasante editorial Mathis Bitton, en el que sostienen que el segundo mandato de Sebastián Piñera fracasó, debido principalmente a la desconexión con las personas que trataba de gobernar.

Así lo consigna Bío Bío Chile donde, con una traducción literal del artículo norteamericano, explican que todo comenzó desde la elección del equipo asesor del Presidente, cuando “Piñera, un multimillonario economista educado en Harvard, reunió un equipo de tecnócratas educados en el extranjero listos para enfrentarse a los desafíos más urgentes del país con información y diplomacia”.
Si bien, dentro del reportaje se alaba la gestión del empresario en su primer gobierno, se establece que “las reformas de Piñera demostraron ser eficientes pero desproporcionadamente beneficiosas para los más adinerados”.


Luego, hablan del estallido social del pasado octubre. “Para fines de 2019, para asombro de prácticamente todos los observadores extranjeros, Chile descendió a un estado de caos. Como había sucedido tantas veces en otras partes de Sudamérica, un aumento en las tarifas del transporte público provocó una ola de indignación en la gente, que rápidamente escaló a una serie de protestas y disturbios”, señalan, recalcando que “las causas no parecían justificar la violencia”.

“Una vez más, la única causa tangible para el estallido social, fue la total incapacidad del gobierno para ver más allá de sus planillas de Excel y hablarle a la gente. No sólo le tomó más de una semana a la ministra de Transportes para responder, sino que su intervención estaba llena de detalles técnicos sobre macroeconomía y análisis de costo-beneficio a largo plazo. Para el final de esa semana, los chilenos ya se habían dado cuenta de qué estaba hecho realmente su gobierno: un séquito de líderes de negocios e intelectuales de clase media alta y que podían hablar en inglés pero que no tenían ningún vínculo fraternal con el pueblo”, sostienen en el medio norteamericano.

“Expertos como Piñera y sus compañeros neoliberales han pasado años de aislamiento al interior de los bien resguardados muros de la academia y de los salones VIP de los aeropuertos”, acusan.

Luego, comentan sobre la aparición del COVID-19 en el país, y las distintas estrategias fallidas del gobierno para hacerle frente. “La respuesta de Chile al coronavirus ilustra aún más las diferencias entre estadistas y tecnócratas. Hace cuatro meses, el mundo alababa a Chile por su aproximación quirúrgica a la pandemia (…) pero el gobierno chileno se encontró de golpe con un problema muy simple: atrapados en barrios sobrepoblados, los pobres no podían darse el lujo de quedarse en casa.

Al final, la pobreza, el hacinamiento y una fuerza laboral informal masiva superó la respuesta del gobierno. Hoy, Chile tiene una de las tasas de infección per cápita más altas del mundo, y su alguna vez aplaudido ministro de Salud fue obligado a renunciar”, relatan desde la revista conservadora.

Finalmente, Bitton concluye su análisis a nombre del medio, asegurando que “el espantoso estado de las cosas en Chile sirve como un duro recordatorio de que tras el velo de los gráficos y las planillas de cálculo, gobernar sigue siendo un asunto profundamente político que requiere capacidades de estadista, no habilidades abstractas”.




No hay comentarios:

Publicar un comentario