sábado, 4 de abril de 2020

Tres puntos de control sanitario se implementaron en Quillón.

•       Se suman a otros ya establecidos en la Provincia de Diguillín
Nuevos puntos de control sanitario se han implementado en la Provincia de Diguillín para evitar un mayor riesgo de contagio de Coronavirus COVID-19,
de los cuales tres de ellos se habilitaron este viernes en la comuna de Quillón, la que ha recibido los últimos fines de semana un alto flujo de turistas que llegan a sus segundas viviendas, por lo que el municipio requirió un mayor control a las autoridades de Gobierno.
A la comuna han llegado personas de Talcahuano, Concepción y Los Ángeles, a comprar diversos artículos, sobre todo en supermercados, motivo por el que surge la necesidad de este control sanitario, para resguardar la seguridad de los quilloninos.

Esta aduana sanitaria, que está integrada por funcionarios del Ejército, funcionarios de Carabineros, municipales y de Salud,   implica la toma de temperatura de cada una de las personas que ingresa y que sale de la comuna. La medida también implica una revisión de cada persona que ingrese a ver si están en la lista de cuarentenas obligatorias, lo que implicaría una falta grave, arriesgando multas de hasta 1 UTM.

Existe un punto de control en el peaje Chaimávida de Queime (Ruta N-48), otro camino a Nueva Aldea, altura puente Quitrico, y el tercer punto, camino a Cerro negro, en el sector Canchillas.
A lo anterior se suma un punto de control sanitario en la comuna de Bulnes y tres puntos en la comuna de Yungay.

En la instalación de estos nuevos puntos  los encargados de efectuar este control fueron visitados por  el gobernador de Diguillín Enrique Rivas, junto al alcalde (s) de Quillón Vladimir Peña y el concejal Esteban Villegas.





No hay comentarios:

Publicar un comentario