martes, 3 de marzo de 2020

Más de 8 mil derechos de agua existen sobre los ríos de Ñuble

REGION.- (Javier Figueroa).- En el último tiempo el agua y la sequía se han transformado en un tema que cada vez preocupa y afecta más al planeta.
En lo nacional, no ha sido la excepción, mucho menos en el plano de Ñuble, zona característica por el uso de agua principalmente en riego, producto de ser la actividad económica predominante en la región. Sin ir más lejos, el 14 de febrero recién pasado, San Carlos, Ñiquén, Chillán, Chillán Viejo, Coihueco, San Nicolás, Pinto y Bulnes fueron declaradas por el Ministerio de Agricultura como zona de emergencia agrícola por déficit hídrico.


Es por esto que La Discusión accedió a la última base de datos publicada por el Ministerio de Obras Públicas, sobre la totalidad de los derechos de aguas concedidos en Ñuble, desde 1922 a 2019, para conocer el detalle de cómo están concedidos, sobre su origen y para qué uso fueron otorgados.

Consuntivos
Los derechos de agua consuntivos son los que al ser concedidos, el propietario del derecho tiene la autorización para consumir el agua, sin la obligación de ser devuelta a la cuenca u origen del cual se extrajo.

En Ñuble se han otorgado 7.688 derechos consuntivos de agua. De ese total, en la provincia del Itata se han concedido 3.095; en Diguillín, 2.999; y en Punilla, 1.594.

En cuanto a las comunas, las con más derechos de agua son Chillán, con 887; Portezuelo, con 714; Coelemu, con 561; y Quillón, con 559. En todas estas localidades predomina el uso de derechos de agua para riego.

Sobre la naturaleza y origen de las aguas sobre las que existen derechos vigentes, se pudo observar que 5.201 son de naturaleza subterránea de origen acuífero, es decir, que proviene de napas. Por otro lado, 2.372 son de naturaleza superficial y corriente, como lo es el agua que fluye en los ríos. El resto de derechos se dividen entre aguas superficiales y superficiales detenidas (embalses).

A su vez, se pudo constatar que en la región de Ñuble la de Itata es la cuenca que concentra la mayor cantidad de derechos de este tipo (6.661). Mucho más atrás le siguen la del Maule, con 294; la del Bío-Bío, con 119; y otras cuencas, que suman un total de 127. Conviene aclarar que la cuenca del Itata reúne a los principales ríos de la región, como el Itata, el Ñuble, el Diguillín, el Chillán, el Cholguán, el Lonquén, el Larqui y el Cato, entre otros.

Sobre el uso de estos derechos consuntivos en la región, se constató que el principal uso es sobre riego, con 1.926 derechos. Luego sigue el uso para bebida, uso doméstico y saneamiento, con 333; “otros usos” no especificados, con 27; uso industrial, 13; y 1 uso silvoagropecuario (forestal, agrario y/o ganadero). Cabe destacar que 5.380 derechos aparecen sin información sobre la utilización del recurso.


No consuntivos
Los derechos de agua no consuntivos son los que tienen por objeto devolver el agua (o su mayoría) al origen del cual fue extraído el recurso. Claro ejemplo de esto son las centrales hidroeléctricas de paso, las que extraen agua en un sector específico para usarla (generar electricidad) y devolverla kilómetros más abajo al caudal de la misma fuente.

En la región existen 407 derechos de agua de este tipo. Del total, 246 pertenecen a Diguillín, 140 a Punilla y 21 a Itata.

A su vez, las comunas con mayor cantidad de derechos de este tipo son Yungay (107), San Fabián (83), Pinto (63), Coihueco (48) y Chillán (31). En dichas comunas predomina el uso para la generación de energía hidroeléctrica.

De los derechos concedidos en esta condición, 401 son de naturaleza superficial y corriente.
También la cuenca del Itata la principal fuente de este tipo de derechos, con 381. Luego, le siguen la del  Bío-Bío, con 10; la del Maule, con 6; y otras cuencas, con un total de 10.

En cuanto a usos, 212 pertenecen a una utilidad de energía hidroeléctrica, 21 de “otros usos”, 6 de uso industrial, 3 de riego, 2 para piscicultura y 163 derechos no especifican uso.

Disminución
En 2018 se entregaron 414 derechos de agua (334 consuntivos y 80 no consuntivos). De estos, 276 para riego, 76 para hidroeléctricas y 34 para bebida uso cotidiano y saneamiento.

En tanto, durante 2019 se entregaron 248 (222 consuntivos y 26 no consuntivos). De estos, 137 para riego, 68 para bebida y 21 para hidroeléctricas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario