lunes, 18 de noviembre de 2019

Comunas ven con buenos ojos la realización de consultas públicas vinculantes


Una de las enseñanzas que puede dejar la crisis o estallido social que ha venido afectando al país en las últimas semanas, es que es necesario que las autoridades se vuelvan a conectar con las comunidades
de tal manera que las políticas públicas se hagan en función de lo que piensan las personas y no lo que creen que es bueno para ellas según la clase gobernante, ya sean el presidente de la República o alcaldes.

Con el anuncio de la creación de una nueva Constitución que comenzó su proceso de gestación, las autoridades y en especial quienes gobiernan en las comunas, tienen la oportunidad de darle voz a todas aquellas personas y grupos que tienen problemas concretos y no postergarlos, sino que darles soluciones en el corto plazo, señalan ediles de la zona además de académicos y expertos en temas municipales.

Hasta ahora, se refiere el ingeniero civil y asesor municipal, Luis Díaz Acuña, los alcaldes en general han tenido poco contacto con la gente y han creído que tenían la receta para resolver todos los problemas existentes en sus territorios, pero la realidad les mostró a ellos y al Gobierno que estaban equivocados y que los intereses de la ciudadanía iban por otro lado.

En este sentido, Luis Díaz Acuña, refiere que son pocas las comunas las que han logrado una sintonía más fina con sus electores y se han atrevido a realizar consultas ciudadanas y plebiscitos y cita como ejemplos de ello a los alcaldes de Las Condes, Joaquín Lavín y de Recoleta, Óscar Daniel Jadue, que paradójicamente están en las antípodas políticas.

Justamente son estas autoridades, probablemente las más reconocidas en el ámbito nacional, las que han liderado consultas ciudadanas y se han enfocado a implementar políticas orientadas satisfacer necesidades de los electores, siendo además “creativos e innovadores”.

Es por ello que una de las conclusiones que deja esta crisis es que el mundo municipal, que es el que está más cerca de la gente, debe estar mucho más atento a captar las ideas que subyacen en las comunidades y darles soluciones.

El sociólogo de la Universidad Pedro de Valdivia, Kevin Villegas, planteó que en la actualidad parece indispensable que la gente tenga la capacidad real de influir en la generación de programas y planes que se aplican desde el Gobierno.

El profesional destacó que “en la medida que más se le consulte a la ciudadanía obviamente siempre va a ser positivo y es de esperar que las consultas en realidad sean vinculantes para que la ciudadanía pueda decidir”.

Villegas subrayó que ”en una democracia participativa lo ideal es que la gente decida y entonces es necesario que se creen mecanismos de participación donde la gente pueda incidir en política pública y aprobar proyectos, modificar o rechazar proyectos”.

En el nivel municipal, remarcó, lamentablemente, son pocos los esfuerzos que se realizan por hacer que la gente se movilice para exponer sus ideas y muchas veces, cuando ocurren esos fenómenos, parecieran estar manipulados e “invitan a los que quieren que estén ahí”.

En tanto, el director del Centro de Estudios de la Realidad Regional, Renato Segura Domínguez, expuso que hasta ahora existía desvinculación entre la generación de políticas públicas y la ciudadanía.

Yo creo que se había instalado la idea que la democracia consistía en que los ciudadanos se manifestaban en los procesos electorales, es decir, que los ciudadanos debían esperar un nuevo proceso electoral para que se escucharan sus planteamientos. En este ambiente, existía poco interés en utilizar la consulta ciudadana”, resalta el académico.

Pero lo ocurrido en las últimas semanas en el país es la base para una suerte de cambio de modelo y permitirá sustentar modificaciones relevantes en el desarrollo nacional.

“Este paradigma hoy ha cambiado. El acuerdo transversal para modificar la actual Constitución para que se pueda hacer un plebiscito sobre la forma de construir la nueva Carta Magna, es una señal clara que, en el futuro, la participación ciudadana será un derecho permanente y no cada 4 años como ocurre en la actualidad”, recalcó el investigador.

El académico destacó que la generación de aquellos instrumentos de participación están consagrados en la ley que rige a los municipios del país por lo que debieran ser usados de manera mucho más regular.

Las consultas ciudadanas, agregó, corresponden a un mecanismo de participación contemplada en el artículo 73 de la Ley Nº 18.575, sobre Bases Generales de la Administración del Estado, que opera como un espacio para invitar a las personas a participar e incorporar sus opiniones para el mejoramiento de la gestión pública. En este sentido, es una herramienta que, bien usada, puede ser muy útil para alinear el interés de la comunidad con la gestión pública.

El académico resaltó que en la actualidad existe un alto interés de los municipios por utilizar la herramienta. Además, la masificación en el uso de las tecnologías de la información, que permiten abaratar costos en la recolección de los datos, ha alentado a los alcaldes a utilizar el recurso.

Agregó que en el pasado reciente hay comunas como Talcahuano, que ha utilizado el instrumento para apoyar la gestión comunal en temas de interés de la comunidad.

Municipios
Antes de que el Gobierno y la Oposición llegaran a un acuerdo para efectuar un plebiscito y cambiar la Constitución, los alcaldes del país tenían prácticamente lista la realización de una Consulta Ciudadana en todo el país, donde sería la comunidad la que manifestaría a través del voto respecto de cambios fundamentales a la Carta Magna y otras materias.


El alcalde de Cobquecura, Manuel Fuentes, sostuvo que habían optado por ser parte de ese proceso, pues la realidad de la comuna debía ser conocida a nivel nacional y las necesidades de los habitantes de este sector ser puestos de relieve.

“En una consulta ciudadana como la que se planteaba se quería exponer los problemas que existen en Cobquecura en educación, salud o carencias en el Fondo Común Municipal que aporta más del 90% de los recursos que tenemos y que no alcanzan para solucionar los problemas de la gente”, resalta Fuentes. Pero a pesar de ello, dice que están motivados para escuchar permanentemente a la población a través de diversos instrumentos.

Luego de que se llegara a acuerdo para cambiar la Constitución y se desechara la Consulta Ciudadana nacional, el alcalde de Chillán Viejo, Felipe Aylwin destacó que “los alcaldes de Chile hemos corrido el cerco y hemos expuesto la necesidad de un cambio de Constitución que es lo que se iba a preguntar en la consulta”.

Ahora que el Gobierno toma este requerimiento, lo hace suyo y comienza un proceso de modificación de la Carta Fundamental de la República, “la  Consulta ciudadana de los municipios de Chile se realizará de todas maneras. pero con otro enfoque”.

Aylwin informó que la próxima semana los alcaldes se reunirán en Santiago con el fin de avanzar en esa nueva consulta y en modelar las preguntas que serán expuestas en las papeletas. Pero desde ya se postula consultar sobre el futuro de las AFP, educación, entre otros temas que no se incluyen en la reforma constitucional.

Aylwin remarcó que en la comuna existe un amplio proceso de participación ciudadana que se puede reforzar en el futuro a partir de los hechos que se han generado en el país, donde existe una forma mucho más activa de parte de la ciudadanía para involucrarse en política y proponer cambios.

El alcalde de Quirihue, Richard Irribarra, mencionó que la comunidad de Quirihue estaba preparada para participar activamente en la consulta ciudadana del 7 de diciembre

“Lamentablemente, la Consulta Ciudadana no se realizará, pero en Quirihue, este alcalde abrirá espacios de información y discusión hasta que se realice el plebiscito vinculante. Creemos que permitir y fomentar estos espacios es lo que está exigiendo la ciudadanía”, remarcó Irribarra.

Desde Bulnes, el alcalde Jorge Hidalgo Oñate, puso de relieve que en la capital de Diguillín han abierto de manera permanente cauces de diálogo con la comunidad para conocer las realidades de cada uno de los sectores.

“El año pasado realizamos un plebiscito comunal vinculante para conocer el destino que la comunidad quería darle al Paseo Peatonal y la mayor parte de quienes votaron lo hicieron para que fuera cerrado al paso vehicular y ese deseo comunitario lo aceptamos, luego de ello hemos seguido en la línea de consultar permanentemente sobre los planes comunales y otro ejemplo es la activa participación para determinar las obras del plan Quiero Mi Barrio en las villas Matías Madariaga”.

Desde San Fabián, el alcalde Claudio Almuna, destacó que en la comuna cada vez que han realizado proyectos de relevancia comunal y que tienen efectos sobre las comunidades han abierto espacios de participación y debate.

Almuna destacó que los grandes proyectos de planificación comunal que se han ejecutado o que serán emprendidos tienen entre sus claves la participación de la ciudadanía organizada.

La autoridad de la comuna cordillerana, agregó que desde el gobierno comunal está toda la voluntad para avanzar en procesos de participación mucho más amplios y que tengan como fin conocer lo que piensan efectivamente los vecinos.





En el caso de Chillán, el alcalde Sergio Zarzar se ha abierto en varias ocasiones a llevar a cabo eventos de participación surgidos desde el nivel comunal. En este sentido, se han realizado eventos donde se le ha pedido el parecer a la ciudadanía como es el caso del Pladeco que fue ejecutado por la UBB y que concluyó luego de una serie de talleres participativos.

Además, el Minvu llevó a cabo procesos de este tipo para la ejecución del Plan Regulador Intercomunal Chillán-Chillán Viejo y de la misma manera hubo presencia de la sociedad civil y municipios para la licitación de la Ruta 5 Sur desde Talca a Chillán.

Pero desde el concejo, sobre todo se ha pedido que la Municipalidad convoque a consultas ciudadanas o plebiscitos para sondear la impresión de la comunidad sobre determinados temas.

En el pasado reciente, la Municipalidad de Chillán desechó la posibilidad de realizar una encuesta para que la comunidad se pronunciara sobre restringir el horario para que menores de edad deambulen por las noches por las calles de la ciudad.

Pero el alcalde se ha manifestado a favor de que la ciudadanía se manifieste respecto de un tema pendiente en la ciudad, como es el destino del parque en el terreno que está junto al aeródromo.

En Chillán no han sido realizadas encuestas ni plebiscitos y a pesar de que existe una ordenanza que regula este tipo de materias, no ha sido utilizada por el municipio hasta la fecha.


No hay comentarios:

Publicar un comentario