lunes, 27 de mayo de 2019

CARTAS AL DIRECTOR .- Opinión: Gobernar sin educar


By Carolina Marín Bastías. Profesora de Historia y Geografía. Magíster en Historia   Mayo 27, 2019 Hace más de diez años que egresé del Liceo Politécnico de San Carlos.

Profesores que con dedicación y paciencia han enseñado por decenas de años, las más diversas disciplinas y asignaturas para lograr que cada estudiante sea el fruto exitoso de dicha labor, también forjaron conocimientos y valores en mi persona. Muchos de ellos siguen trabajando, otros se han retirado y algunos nuevos se han incorporado en dicho establecimiento, manteniendo tradiciones y renovando el espíritu educativo.

En estos momentos el Consejo Nacional de Educación (CNED) y la Ministra de Educación Marcela Cubillos, han aprobado un nuevo Curriculum Escolar, el cual luego de tres años de estudios y modificaciones está pronto a implementarse. Dentro de este nuevo programa de estudio, está la posibilidad de escoger ramos electivos, teniendo una base obligatoria de seis asignaturas. El problema principal, que resulta grave y preocupante, es que no se considera como fundamental, enseñar Historia y Geografía. Han salido al paso indicando que será solo para tercero y cuarto medio, y que estará complementado con Educación Cívica. Sin desmerecer a ningún profesor y agradeciendo que se haya reincorporado la formación ciudadana, nadie puede inculcar en un estudiante lo que un profesor de Historia, Geografía y Ciencias Sociales es capaz de entregar.

Vuelvo a mi experiencia. Con mis profesores de historia aprendí a mirar más allá de lo que pasaba a mi alrededor. Formaron un pensamiento crítico, analítico y de conocimientos generales. Imprescindibles fueron los conocimientos geográficos para comprender por qué en San Carlos nunca se ha extraído cobre o pescado, por qué tenemos alrededor plantaciones de trigo, remolacha y frutas, y cómo nos vemos frente al mundo, una comuna pequeña, pero con personas que nos han representado fuera de ella de manera magistral.

Es fundamental la formación en estos dos últimos años de escolaridad obligatoria. Los estudiantes están a punto de salir al mundo real, de ser ciudadanos, de tomar decisiones autónomas. Para esto, la historia y geografía es indispensable, ya que es la asignatura que entrega las herramientas sociales, culturales, económicas, y por sobre todo políticas, para poder decidir quién y cómo deseamos que dirija nuestro espacio público.

Finalmente, lo incierto de la situación da paso a conjeturas y temores. Si hasta el momento se indica que las clases de Educación Cívica, solo serán impartidas por especialistas de historia, ¿qué sucederá cuando esto ya no sea necesario? ¿Puede otro profesional enseñar a estudiantes, Historia, Geografía, Ciencias Sociales y Formación Ciudadana? De seguir la situación como se ve hasta ahora, esta medida representará un fracaso como nación, como chilenos que formarán seres no pensantes, ya que, como historiadora en formación, en mi caso personal, entendí que es mucho más valioso comprender el sistema y criticarlo, que ir a votar el día de las elecciones por el candidato que se ve más simpático en los afiches.

No hay comentarios:

Publicar un comentario