“Tenemos una deuda histórica con el prócer”


En el natalicio de O’Higgins, profesor de historia advierte: “tenemos una deuda histórica con el prócer”

Cuando se cumplen 245 años desde el nacimiento de Bernardo O’Higgins, el docente Nicolás Cabrera hace un repaso de cómo se ve a uno de los Libertadores de América en la educación chilena, así como su legado histórico.

El día 20 de agosto de 1778 nacía en Chillán uno de los considerados como Libertadores de América: Bernardo O’Higgins Riquelme.

Y cuando ya se cumplen 245 años de ese suceso, para muchos es el momento de reflexionar sobre su rol dentro de la historia de Chile y cómo se le considera hoy en día a quien fuera Director Supremo de la nación entre 1817 y 1823.

En ese sentido, el profesor de Historia, Geografía y Ciencias Sociales del Colegio Bernardo O’Higgins de La Serena, Nicolás Cabrera, comentó que el legado del prócer “se ha mantenido en el tiempo, como la escuadra nacional en la parte militar, el Instituto Nacional en la parte educativa, o también la creación del Liceo de Hombres Gregorio Cordovez de La Serena”.

Por esta razón, el docente señala que “hay una labor educativa que se ve muy reflejada en la actualidad, se mantiene muy vivo ese tema, así como también su aporte al ordenamiento del país, a darle fisonomía, a insertar conceptos republicanos, entre tantos otros”.

A pesar de eso, Cabrera reconoce que hay episodios de su vida privada que han generado debate, como el caso de los hermanos Carrera, Manuel Rodríguez, así como también algunos amoríos, pero que “no ensucia todo el aporte que ha realizado en los otros ámbitos”.

Sobre el natalicio, el profesor de historia sostiene que “es el momento para que la gente recuerde el aporte que O’Higgins hizo al país”.

Asimismo, el profesor se desempeña actualmente en un colegio que lleva su nombre en la Región de Coquimbo, lo que no es casualidad, ya que, indica, “busca mantener esos ideales republicanos, democráticos, así como también de perseverancia, respeto, responsabilidad y de compromiso, que son los valores que O’Higgins puso en práctica en su vida y que hoy en día tenemos la labor de desarrollarlos”.

En el plano educativo, Cabrera asegura que “tenemos una deuda pendiente en el currículum, porque se ve muy poco lo que es la formación de la república, no se hace una profundización en los objetivos de aprendizaje hacia la vida de O’Higgins, y desde mi punto de vista, como profesor de historia, creo que estamos al debe”.

En esa línea, el docente sostiene que “muchas de las instituciones que hoy destacan la labor de O’Higgins no sienten un respaldo educativo, porque no hay objetivos de aprendizaje que fomenten o destaquen el aporte que hizo a la educación, así como el reconocimiento que hizo a las mujeres”.

Con esto último, se refiere a que O’Higgins hizo reconocimiento a su madre, a sus hermanas, a mujeres que colaboraron con el proceso de independencia, por lo que “entonces podemos señalar que O’Higgins le dio espacio a las mujeres en un tiempo que no había espacio para ellas”, esgrime.

Deuda histórica con O’Higgins

De acuerdo a Cabrera, “la gran deuda histórica que tenemos con el prócer es mantener el legado, algo que es importante, porque aportó a que la educación se vaya democratizando, porque de que el Instituto Nacional haya nacido el Gregorio Cordovez por orden de O’Higgins te indica que había una intención de educar al pueblo, de formar ciudadanos, entonces yo siento que esa responsabilidad ha sido invisibilizada tanto en la educación como en la historiografía”.

Por otro lado, en la parte militar las Fuerzas Armadas sí le atribuyen cierto rol sin ser soldado, porque no tuvo formación militar, pero sí se le reconoce la escuadra nacional, así como también la valentía en el campo de batalla. “Desde la milicia si hay un reconocimiento, pero en el ámbito educativo no”, asegura Cabrera.

El docente destacó los valores o’higginianos como “el compromiso, la responsabilidad, la perseverancia, quizás la valentía de tomar las riendas de un país que se estaba formando, no tuvo miedo, siento que fue bastante valiente al tomar una tarea sumamente importante en un momento en que había muchas dudas de quiénes somos”.

Por todo esto, el docente indica que “O’Higgins cumple el rol de formar una identidad nacional y no cualquiera tenía las capacidades para hacerlo”.

Sin embargo, el docente también está consciente que el prócer “tuvo ciertas rivalidades críticas a la forma de cómo lo hizo, pero es válido que se genere una discusión en cómo lo hizo, pero ¿de qué forma se tuvo que haber hecho? Con un pueblo iletrado, un pueblo que no sabía qué era ser chileno, un pueblo que había que formar, entonces era una tarea sumamente difícil”.

Finalmente, consultado sobre la importancia del Libertador de América con el Chile de hoy, el profesor esgrime que “yo creo que está asociado mucho a la formación ciudadana, porque hoy en día los ciudadanos y ciudadanas muchas veces tenemos un discurso de crítica y al momento de construir el país nos entrampamos en otras cosas”.

El docente asegura que “tenemos un discurso para algunas cosas, pero en la práctica no llevamos a terreno esa crítica que estamos haciendo y creo que ese punto se puede fortalecer a través de la formación ciudadana”.


Publicar un comentario

Please Select Embedded Mode To Show The Comment System.*

Artículo Anterior Artículo Siguiente

World News

نموذج الاتصال