¡Mierda! ¡La economía!

Más Nolfas, Domingos y Rosas