Carabineros declararon por muerte de comunero en Carahue


Carabineros declararon por muerte de comunero en Carahue


Dispararon a corta distancia y no portaban cámaras Go Pro

NACIONAL.- (cnnchile.com).- Cálculos de los equipos que investigan los hechos indican que el tiro no se realizó a más de tres metros y fue directo a la cabeza de Pablo Marchant, weichafe de la Coordinadora Arauco-Malleco (CAM), quien se desplomó al instante.

Funcionarios de Carabineros declararon de forma voluntaria ante Fiscalía tras el enfrentamiento de este viernes con desconocidos en la comuna de Carahue, Región de La Araucanía, que terminó con la vida de Pablo Marchant, comunero mapuche y weichafe de la Coordinadora Arauco-Malleco (CAM).

De acuerdo a Ciper Chile, los dos efectivos revelaron que no portaban cámaras Go Pro al momento del incidente y confirmaron que los tiros contra Marchant fueron percutados a corta distancia.

Cálculos de los equipos que investigan los hechos indican que el disparo no se realizó a más de tres metros y fue directo a la cabeza del comunero, quien se desplomó al instante.

Tras el hecho, los dos funcionarios se quedaron en el lugar hasta recibir la orden de no tocar nada en la escena.

En su testimonio dijeron también que el comunero no les disparó, pero sí que los apuntó con su arma. Recordemos que según indicó el Ministerio Público, el hombre portaba un fusil M-16, el cual tenía munición y estaba con “bala pasada”, es decir, listo para ser usado.

Héctor Llaitul, líder la CAM y cuyo hijo Ernesto fue apuntado inicialmente como la víctima, aseguró “preliminarmente” que Pablo Marchant fue “ejecutado”.