A 10 años de la Reserva de la Biosfera: trayectoria y nuevos desafíos desde Ñuble


A 10 años de la Reserva de la Biosfera: trayectoria y nuevos desafíos desde Ñuble

REGIONAL.- Un conversatorio que incluyó un análisis de la gobernanza de la Reserva de la Biosfera Ñuble, realizaron en Pinto las instituciones ligadas al desarrollo sustentable de este patrimonio natural y cultural de la humanidad junto a organizaciones de la sociedad civil. INDAP, Sernatur, CONAF, la Municipalidad de Pinto, la seremi del Medio Ambiente y GORE Ñuble, participaron de actividad que recordó los 10 años de la declaración por parte de Unesco de Reserva de la Biosfera del corredor biológico comprendido entre el norte de los Nevados de Chillán y la Laguna del Laja, es decir toda la cordillera de Ñuble. A la cita también acudieron representantes de los municipios de Yungay, El Carmen y Coihueco.

La reserva, aglutina en una unidad territorial de 572 mil hectáreas a las áreas protegidas Parque Nacional Laguna del Laja, la Reserva Nacional Los Huemules de Niblinto, la Reserva Nacional Ñuble y el Santuario de la Naturaleza Los Huemules de Niblinto, y entre sus singularidades, da un único espacio para la protección de especies emblemáticas, como el huemul, el gato huiña, el puma y el gato colo colo, mientras en el paisaje, son objeto de protección la red hídrica, el bosque nativo y la estepa altoandina. Por otra parte, en la zona de amortiguamiento y transición se desarrollan las actividades productivas económicas de ganadería, forestal y turismo de naturaleza y cultural.

Otra particularidad y muy importante, es que su declaración como Reserva no lleva aparejadas normas sobre esta área, sino un compromiso de Estado en término de dar un uso sustentable al territorio, sobre lo cual los servicios participantes hicieron una declaración de intenciones, así como un informe de lo avanzado por cada entidad en estos años de trabajo y que apuntan a mejorar, reforzar y ejecutar iniciativas productivas realizadas en forma armónica con el medio ambiente. 

“Creo que estos 10 años tienen una fuerza especial, y eso se debe al compromiso y al esfuerzo compartido. Estamos en una fecha que es idónea para mirar atrás y ver que nuestra Reserva cuenta con un plan de gestión. Pero esta fuerza que estamos demostrando, a la que ha ayudado la creación de la región de Ñuble, nos permite mirar hacia adelante con una mirada positiva, vamos a integrar a nuevos actores de la sociedad civil y a comprometer recursos regionales para generar un impulso de desarrollo con un sello de sustentabilidad a todo el territorio andino de nuestra región”, comentó Pablo San Martín, coordinador para la Reserva de la Biósfera del Gobierno Regional, marcando la pauta de lo que fue esta conmemoración con una mirada de futuro, pero que ya muestra resultados concretos, principalmente en lo que toca a la conservación de la fauna nativa, como lo indicó el director (s) de CONAF, Manuel Garrido. “De acuerdo al trabajo realizado por nuestros guardaparques en la dos unidades que administramos, podemos indicar que el área de presencia del huemul se está actualizando, y también hemos tenido presencia de huemules en las zonas donde hemos tenido incendios forestales, principalmente en Los Peucos. Por lo tanto, estamos en presencia de un aumento de población, a lo mejor no en el número que quisiéramos, pero si se está ocupando de manera más homogénea el territorio en este sector cordillerano”.

Antonio Belmar, acudió representando a la Asociación de Guías de Turismo Aventura de Pinto y a la Asociación Comunitaria de Los Lleuques, quien agradeció la posibilidad de participar como comunidad en las diversas invitaciones que se han hecho, en la zonificación, los planes de desarrollo y planes de emergencia volcánicos, entre otros; “hay una participación de la comunidad que es muy fuerte, estamos empoderados con la Reserva de la Biósfera”.