Crece interés por el caso laboral “áreas verdes”


Crece interés por el caso laboral “áreas verdes”

LOCAL.-El caso laboral que desde hace tiempo hemos venido publicando y que afecta a trabajadores  que prestaban servicios para la municipalidad a través de una concesionaria que sorpresivamente abandono la faena, ahora es consignado por el diario la Discusión que señala que este caso sólo podría dilucidarse mediante un peritaje criminalístico y que apuntaría a falsificación de instrumento público dejó a trece trabajadores de la municipalidad de San Carlos, encargados de la mantención de las áreas verdes, sin su indemnización de 11 años de servicios.

Más confuso es incluso, el que haya acusaciones cruzadas entre dos abogados que representaron a este grupo de trabajadores cesados, ya que mientras uno acusa a su colega quien lo precedió en la representación de los afectados, de hacer una presentación errónea al demandar a la persona equivocada.

Esta contraparte señala que el error fue que los trabajadores, algunos de ellos analfabetos, firmaron una cláusula falsificada que, presuntamente, hizo que los empleados llegaran a un advenimiento sin respaldo legal con la empresa demandada, y en la que además renunciaban a sus derechos indemnizatorios.

Este hecho ya estaría en manos de la Fiscalía.

Lo concreto es que el pasado jueves, el tribunal rechazó la solicitud hecha por el abogado Camilo Vergara de anular el juicio, bajo el argumento que “la demanda que hizo la otra abogada, fue en contra del exdueño de la empresa Asgard.S.A, sin considerar ni investigar que esta persona la había vendido hace dos años” y que “el problema fue que estas trece personas, no pudieron acreditar que fueron despedidas, por lo tanto no se les reconoce una indemnización”.

Por su parte, la aludida, María Isabel García, a quien acusan además de abandonar la causa, asegura que “eso no es cierto, en ninguna parte la magistrado dice que hubo una presentación mal hecha. Por otra parte yo renuncié porque los trabajadores, recibieron amenazas de la contraparte para que no firmaran, entonces como ya no había confianza en mi trabajo, renuncié y eso lo hice presente en la audiencia”.

Más allá de las disputas, lo cierto es que estos trabajadores perdieron la oportunidad de recibir cerca de 90 millones de pesos. En contraparte, otros 13 trabajadores, que sí demandaron al actual representante legal de la empresa, llegaron a advenimiento y recibieron $73 millones.

Con el alcalde electo

Ya sin posibilidad jurídica alguna de conseguir sus indemnizaciones, los trabajadores afectados sólo ven como opción el poder conseguir algún tipo de ayuda con el alcalde electo Williams Gastón Suazo, con quien se reunirán la próxima semana.

“Es que son 11 años de trabajo, no es poco y necesitamos ese dinero. Yo no sé si fue engaño, un mal trabajo o error de los abogados, pero la cosa es que eso se perdió en los tribunales y nos afecta mucho. Ojalá el alcalde nos escuche”, dice Carmen, una de las trabajadoras.

El equipo de áreas verdes fue desvinculado el pasado 14 de agosto de 2020, sin previa notificación ni explicación alguna, según explican.