Agricultora se la jugó por el cultivo de hortalizas orientales


Agricultora se la jugó por el cultivo de hortalizas orientales

AGRO.- (Comunicado).- Una de las verduras que está causando furor en los países occidentales y también en Chile es el bok choi. Se trata de una col de origen chino que destaca por ser rica en fibra y una gran fuente de vitaminas A, C, K, B12 y B6, calcio, hierro, magnesio, potasio y manganeso. En La Araucanía, algunos agricultores se atrevieron a iniciar su cultivo a baja escala, como Angélica Antillanca Calfío, quien reside en el sector Lolorruca de la comuna de Loncoche.

La emprendedora, que participa del Programa de Desarrollo Territorial Indígena (PDTI) de INDAP, comenta que hace un tiempo comenzó a probar diversos cultivos, principalmente de hortalizas orientales, los que han tenido buena aceptación entre sus compradores. “Hace tres años partí con el kale, porque sabía que era un producto nuevo y conocido por ser un súper alimento. A través del equipo técnico de INDAP, y también por trafkintus, me conseguí las semillas. Después producimos mizuna (verde y morada), que es muy parecida a la rúcula; y ahora ultimo incorporé al huerto el famoso bok choi, que es una planta tipo acelga con muchas propiedades”.

Para la promoción de sus productos la pequeña agricultora utiliza su cuenta de Instagram y la plataforma de ventas www.mercadoindaparaucania.cl “Ahora me adjudiqué un proyecto de inversión (PDI) de más de $2 millones en INDAP para instalar un moderno invernadero y un panel fotovoltaico para potenciar el cultivo de mis hortalizas”, dice la emprendedora.