Un emprendimiento consciente con el medio ambiente


Un emprendimiento consciente con el medio ambiente

AGRO.- (mundoagro.com).- En 1977, la Organización de las Naciones Unidas estableció el 5 de junio como el Día Mundial del Medio Ambiente, en ese sentido, Frutos de Lonquén, empresa agrícola chilena, reconoce la importancia y el compromiso de una producción responsable con el medio ambiente.

Frutos de Lonquén es una empresa dedicada a la producción, comercialización y distribución de hongos exóticos, con más de siete años de experiencia ofreciendo calidad en sus setas orgánicas y saludables. “Nuestros productos, es decir, nuestros champiñones son de primera calidad, dado que provienen de un sustrato rico en materia orgánica y son inoculados con un micelio óptimo y proveniente de laboratorios de primera calidad en la producción de micelios por lo que finalmente esto se traduce en champiñones con una consistencia, apariencia y sabor inigualable”, señala Gabriel Muñoz, socio y gerente general de Frutos de Lonquén.

PROCEDIMIENTOS SUSTENTABLES

Según datos de la ONU, un millón de especies de plantas están próximas a extinguirse, mientras que la actividad humana alteró tres cuartos del medio ambiente terrestre. La situación se complica aún más en Chile, que además de la sequía, no cuenta con grandes productores interesados en llevar a cabo prácticas amigables con el medio ambiente. Frutos de Lonquén hace la diferencia, y se destaca entre los productores independientes con sus procedimientos sustentables a través de la tecnología.

La industria de los hongos creció exponencialmente en Chile, sin embargo, los productos como hongos Shiitake, Enoki, y Eryngii, no son comunes en lugares populares de venta, y generalmente carecen de calidad, frescura, y procesos no sustentables.

Un emprendimiento consciente con el medio ambiente

Frutos de Lonquén desarrolló un proceso productivo reutilizando sus residuos madereros para elaborar sustratos donde sembrarán las setas, con la finalidad de generar productor de mayor calidad, y al mismo tiempo ayudando al medio ambiente. Los beneficios de emplear la sustentabilidad a la hora de producir son variados. Muchos clientes se interesan en las empresas comprometidas con el planeta, es positivo para la salud, y al mismo tiempo, garantizamos el cuidado de la biodiversidad, para no sobreexplotar los recursos.

“La tecnología es un punto importante en nuestra producción, ya que, si bien los insumos son residuos de la agroindustria cada uno de ellos pasa por procesos distintos de operación para que luego el conjunto sea el sustrato final desde donde nacen nuestros champiñones. Por ejemplo trabajamos con una trituradora industrial de fardos de paja de trigo, la cual optimiza y estabiliza las medidas de los insumos que necesitamos. Por otra parte también usamos túneles pasteurización y autoclaves para esterilizar los sustratos (el conjunto de todos los insumos) para eliminar las bacterias antes que ellos sean inoculados”, señala Gabriel Muñoz.