Parten envíos de avellana al continente europeo desde la región de Los Lagos


Parten envíos de avellana al continente europeo desde la región de Los Lagos

AGRO.-(prensadigital).- De Osorno a Italia partieron 42 mil kilogramos de avellana europea, envío que abre la temporada de exportación de este fruto desde la Región de Los Lagos hacia el continente europeo y que fue certificado por el SAG. El fruto se exporta procesado (sin cáscara) para ser utilizado en la industria de chocolates y snack.

Pablo Ureta, gerente de la División Sur del Grupo Hijuelas, explicó que hace tres años decidieron dar un giro de los rubros tradicionales (leche, carne, trigo) y orientarse hacia el rubro de la fruticultura, una decisión que adoptaron en búsqueda de una mejor rentabilidad para los negocios agrícolas de la zona. En cuanto al manejo de esta especie, Ureta sostuvo que “el avellano es simple, muy mecanizado y con poca mano de obra. Lo difícil ha sido armar las bases del negocio, toma años validar las variedades, zonas de cultivo etc. Hoy que eso ya está validado en lo técnico-productivo solo hay que hacer crecer el negocio y en eso estamos”.

Grupo Hijuelas partió el año 2018 exportando 10 mil kilogramos de avellanas europeas sin cáscara; el año 2019 la cifra aumentó a 120 mil kilogramos; el año 2020 la exportación alcanzó los 256 mil kilogramos; y para el presente año la empresa proyecta concretar el envío de 400 mil kilogramos. La superficie destinada al cultivo también ha aumentado, de 200 hectáreas al inicio, a 800 hectáreas en la actualidad, ubicadas en la comuna de Osorno. “El fruto lo estamos exportando a Italia, Alemania, Holanda, y Austria; y la genética proviene de la Universidad Estatal de Oregón (OSU), Estados Unidos, zona de clima frio, muy similar al sur de Chile, región del Biobío a Los Lagos”, dijo Ureta

La exportación fue gestionada por el Grupo Hijuelas, y en ese sentido, el director regional (S) del SAG, Luis Alfredo Paredes, destacó el esfuerzo de empresarios locales por generar alternativas comerciales en la agroindustria, particularmente en la de frutos secos. “Como región y país, tenemos estándares sanitarios que resguarda el SAG y, además, suelos de calidad y características climáticas que permiten diversificar la producción y que, por cierto, han propiciado un incremento de la superficie de cultivo en la zona”, acotó Paredes. El SAG realiza la inspección fitosanitaria del producto previo al despacho y verifica que se cumplan los requisitos relativos a plagas, embalaje, etiquetado, entre otros procedimientos definidos para la exportación.