Chile: Almendras podrían triplicar hectáreas de producción por alta demanda mundial


Chile: Almendras podrían triplicar hectáreas de producción por alta demanda mundial

AGRO.- En entrevista con PortalFrutícola.com, Jorge Ovalle de AFRUSEC habló sobre el rol de la organización en la industria de frutos secos, y los desafíos y expectativas que tienen para el futuro.

De acuerdo con Ovalle, pese a lo acotada de la producción de almendras en Chile, hay grandes oportunidades de crecimiento, si es que los actores del sector decidieran aumentar la producción.

Lo anterior debido a que Chile llega a sus mercados en contraestación y es capaz de ofrecer un producto de excelente calidad a los mercados en demanda.

Actualmente la producción chilena es cercana a las 9 mil hectáreas, lo que es significativamente menos que las 645 mil hectáreas de California, EE.UU., y las casi 400 mil hectáreas de España, ambos orígenes importantes dentro del mercado.

La producción del país está extendida desde Ovalle en la IV región a Temuco en la IX y del total que se genera, un 85% se exporta hacia mercados extranjeros.

“Jamás vamos a llegar a los volúmenes de hectáreas de California o de Australia, por condiciones de valor de la tierra y extensiones de los países, pero sí somos líderes al revés de lo que uno piensa. Somos poco en hectareaje, pero exportamos el 85% de lo que producimos. Australia exporta el 50%, California exporta el 50%”, detalló.

Producción

De acuerdo con él, lo que hay que entender es que, pese a no tener tantas hectáreas, la producción es tal, que el consumo interno no da abasto.

“Existe un margen para plantar más, bastante ilimitado, pero si triplicamos las hectáreas, seguimos quedando al debe con una demanda de almendra a contraestación”, afirmó.

Debido a que el valor de la almendra aumenta, mientras más cerca esté la fecha de extracción con la fecha de consumo, Chile tiene una ventaja competitiva frente a otros mercados.

“La almendra californiana se cosecha en septiembre, se empieza a procesar en octubre-noviembre y obviamente no alcanza a estar disponible en el peak mundial de consumo que es noviembre-diciembre en el hemisferio norte, donde se consume por tradición y por los fríos que tienen”, indicó.

“Por lo tanto, California siempre están ofertando una almendra de 12 a 16 meses, versus Chile que cosecha marzo-abril, procesa junio-julio, ofrece agosto-septiembre y la gente compra una almendra muy fresca”, destacó.

De ahí viene la razón, señaló, de que vendan aproximadamente un 10% más caro que los volúmenes americanos, “porque es una almendra fresca y es una almendra más cuidada en su proceso”.

Según comentó Ovalle, Chile tiene la ventaja de una mecanización de la cosecha que permite tener niveles de rayado que bordean el 2% por caja.

“A diferencia de la mecanización de la almendra americana, que los porcentajes de piel destruida pueden ser del 8%-15% en una caja”, agregó.

Hectáreas

Respecto a la cantidad actual de hectáreas plantadas, Ovalle comentó que no han variado en los últimos años, con una tasa de reemplazo marginal/negativa.

“Pero penosamente yo te diría que estamos en 8600, pero hay que restarle mucha muerte de plantas por vejez que ya deja de ser productiva”.

Además, la sequía ha impactado a los huertos de la zona norte, por lo que, en hectáreas modernas, estimó que no hay más de 5 mil hectáreas, con un promedio de producción de 800-1000 milos por hectáreas.

“Es realmente marginal si nos comparamos con California, 2200 kilos por hectárea y Australia que no baja de los 3 mil kilos/pepa promedio”.

“Por lo tanto los volúmenes son marginales, dependemos muy fuerte de la calidad de primavera que tengamos, de las abejas”, afirmó.

Pese a ello, el potencial de crecimiento existe y los mercados están, la almendra se presenta como una oportunidad comercial en la categoría de frutos secos para Chile.