Caso Led: Abogado de Vallejos dice que “lo tienen preso solo por tenerlo preso”


Caso Led: Abogado de Vallejos dice que “lo tienen preso solo por tenerlo preso”

La Corte de Apelaciones de Chillán rechazó la recusación presentada por el abogado Juan Carlos Manríquez, representante del exadministrador municipal Ricardo Vallejos, que buscaba inhabilitar al juez Claudio Arias de esta causa, en la que se pretendía liberarlo mediante un recurso de amparo, entendiendo que está en calidad de preso preventivo desde mayo del 2020 como autor del delito de cohecho en el llamado Caso Led.
El argumento se fundamentaba en que el ministro Arias es el padre del abogado Claudio Arias, quien fue contratado por la entonces gobernadora de Diguillín, Paola Becker, actual candidata a alcaldesa y cónyuge de Vallejos.

Y aunque estos argumentos podrían ser más bien propios de la parte persecutora que de la defensa (en el entendido que el ministro Arias pudiera favorecer a quienes le dieron trabajo a su hijo), la presentó la parte acusada.

Esto se entiende solo si se tiene en cuenta que si por un lado, el amparo presentado ayer al mediodía fue nuevamente rechazado y es inapelable; mediante la recusión, la causa puede llegar a la misma Corte Suprema.

“Lo que se hizo fue presentar una recusión amistosa, porque nos parece improcedente que el amparo se revisara por el ministro, señor Claudio Arias, sin embargo, respecto del señor Vallejos, seguiremos insistiendo una y mil veces, porque si lo que se busca es mantenerlo preso empeñadamente hasta el día del juicio, es algo a lo que nos opondremos, evidentemente, por la cantidad de evidencia que ha arrojado la propia investigación de la Fiscalía, que no hacen si no desvincularlo cada vez más de todo este caso”.

Si bien dice: “no tengo conocimientos respecto de alguna situación extrajudicial que esté influyendo en la decisión de los ministros sobre mantener la medida cautelar”, por otro lado agrega que “lo tienen preso solo por tenerlo preso. Es duro decirlo de esa manera, pero sentimos que es así, tal vez la Corte está haciendo una interpretación muy a la antigua, como se hacía unos 20 años antes para analizar los antecedentes”.

Los telefonazos

Hasta la fecha, de los ya cerca de 20 imputados que tiene la causa que investiga hechos de corrupción en las millonarias licitaciones para el recambio de luces led que se habría adjudicado la empresa Itelecom, en diversas municipalidades del país, los únicos tres que se mantienen en prisión preventiva son el dueño de la firma, Marcelo Lefort, y los chillanejos Ricardo Vallejos y el exasesor jurídico de la Municipalidad de Chillán, Marcelo Campos.

“Esa es otra de las cosas que nos parecen extrañas. Mientras hubo imputados que recibieron una cantidad enorme de dinero y están hoy cumpliendo otras cautelares, el señor Vallejos sigue privado de libertad pese a que jamás recibió un peso ni tuvo contacto alguno con los dueños de la empresa”, plantea Manríquez.

Como se ha dejado claro, la diferencia en esos casos radica en que para el Ministerio Público ni Lefort, ni Campos, ni Vallejos, hicieron una declaración satisfactoria. “Lo que pasa es que la Fiscalía quiere que mi representado diga lo que ellos quieren escuchar, no les interesa la verdad”, insistió.

Sin perjuicio de lo anterior, Manríquez presentó como parte de este amparo, la declaración hecha por Vallejos respecto a las llamadas telefónicas, interceptadas por la PDI, que Vallejos sostuvo con Campos, mientras este último viajaba de Santiago a Chillán con un maletín con $37 millones de pesos que Lefort le pagó por concepto de soborno.

El documento dice que Campos “en esa época ya pasó a ser Juez de Policía Local, entonces había días en que estaba, que no estaba, algunas veces don Sergio (Zarzar) lo trataba de ubicar y no lo podíamos ubicar, incluso llamábamos, llamábamos incluso a la señora para ubicarlo porque no estaba de repente en el municipio, entonces faltaba ese control. Se le decía que tenía que avisar (…) Cuando yo realizo esas llamadas, que son cuatro o cinco llamadas, según la información que él (Campos) nos había entregado o que había señalado; él había tenido Covid y que después se iba a ir a ver el tema con un médico, porque él es crónico, también de broncopulmonar, y que se iba a ver todo ese tema en Santiago. También tenía un tema de una cirugía pendiente, un problema de várices y todo eso, bueno también tenía problemas en la espalda en el año 2019, 2018, lumbar, también viajaba porque tenía una hermana enferma de alzheimer, es decir, múltiples razones. Eso era cuando yo conversaba con él, se le pedían las explicaciones, también es lo que nos importaba. Nosotros estábamos viviendo como municipio un conflicto bien importante con los parquímetros y con el tema de Nevados, porque Parquímetro, la empresa no había presentado un reclamo de ilegalidad. No me recuerdo en el mes de diciembre de 2019 o 2020 en enero, estábamos con un reclamo de ilegalidad.

(…). Entonces si generé esa llamada también cuando le hablo, él también tenía que ver un tema allá en Santiago que era importante a raíz de los parquímetros, tenía una reunión que tenía que verlo con el señor Coronel, que era el tema de volver a lo que había explicado, volver a lo que pedía el concesionario, volver a la normalidad con don Cristian Coronel. Ese era un tema que lo veía Marcelo Campos”.

Luego, ante la pregunta del magistrado en audiencia sobre el “tono” de la conversación con Campos, Vallejos señala: “El tema del amigo de él y tiene una relación de amistad, era el mismo concesionario, el señor Coronel en el tema del parquímetro, porque él tenía que realizar esa visita (…). Él tenía que ver ese tema, como le insisto, el concesionario le interesaba volver, ya sea parcialmente, incluso están la cartas que presentó la empresa ECM, pero la reunión debía tenerla en su oficina donde queda ECM, que queda en Eleodoro Yáñez en la comuna de Providencia (…) Eran dos concesiones las que estaban paradas, termas y parquímetros; que no habían ingresos para la municipalidad, suspendidos”.