Esta semana se conocerán propuestas de solución para millonarios proyectos paralizados


Esta semana se conocerán propuestas de solución para millonarios proyectos paralizados

LOCAL.- Esta semana se propondrían soluciones para superar las deficiencias técnicas de dos millonarios proyectos, la techumbre para el recinto de la Feria Libre y el Polideportivo de San Carlos.
En el primer caso, el techado de la Feria Libre, por 1.800 millones de pesos, surgió una diferencia entre el terreno entregado para la obra y lo efectivamente disponible, luego que los estudios consideraran una parte que había sido solicitada a Bienes Nacionales por un particular. Para superar esta diferencia se estimó eliminar algunas áreas de descanso y permitir entonces una zona de estacionamientos considerada en el proyecto.

En el caso del Polideportivo, con una inversión de 2.400 millones de pesos, un informe de un ingeniero que debió ser contratado por la municipalidad, permitirá resolver y establecer claramente la situación del subsuelo y las formas cómo la obra debería superar las napas subterráneas, como así también se espera se considere el cambio de ubicación de la planta de tratamientos de aguas servidas que se consideró en el proyecto bajo un pasillo interior y que debe ser sacada fuera del edificio.

Ambos proyectos con recursos del gore Ñuble, vieron la luz en medio de la pandemia y aun cuando existen otras necesidades urgentes, administrativamente no podrían ser postergados en favor de atender otros requerimientos más urgentes que tienen las familias sancarlinas.

En el proyecto relacionado con la Feria Libre, la alcaldía aún no resuelve cuál será el lugar donde se emplazará la feria, mientras dure la construcción del techado, como tampoco se ha revisado la organización que deberá ser contraparte cuando el recinto sea entregado para su uso.

Hay más de una organización de feriantes y se debe revisar la cantidad de puestos e igual cantidad de feriantes, ordenamiento que debe estar antes de entregarlo en uso.

Lo anterior dado que el recinto va requerir mantenimiento y costos asociados a su funcionamiento que deben ser asumidos por los feriantes que, hasta el día de hoy solo pagan un derecho municipal por utilizar el espacio.