La semana infernal de Enrique Paris


La semana infernal de Enrique Paris

NACIONAL.- (ex-ante).- La reunión partió cerca de las 9.00 horas de este jueves, en la oficina contigua a la del Presidente. El ambiente era muy tenso. El día anterior se había acordado no adelantar un conjunto de medidas sanitarias que serían anunciadas al día siguiente, como el cierre fronteras o reducir los permisos únicos colectivos, pero por la noche el propio ministro las anticipó en el Senado. En La Moneda había molestia, pero también comprensión por las duras semanas que ha enfrentado el doctor.

Molestia presidencial. “El Presidente está muy molesto, pero no solo con Paris, sino, en general, con la forma en que se ha manejado la pandemia”. Así describe una alta fuente de Gobierno el ambiente que se vivió este jueves en el segundo piso de La Moneda. Se trataba del día en que se registraron los peores índices de contagio desde que irrumpió el virus en Chile, en marzo de 2020.

·         Piñera, preocupado por las cifras de contagio y sobre todo por la situación de las camas UCI, pidió cambios a todo nivel.

·          A Paris se le vio serio al salir de la reunión. Se notaba golpeado anímicamente hace varios días. El día miércoles se había retirado por el subterráneo de La Moneda, y no por la puerta de calle Moneda, para eludir a los periodistas, algo inusual en él.

·         Igual de poco común fue el comienzo del tradicional reporte del Covid de este jueves, que tuvo cifras récord de contagios y donde se notó un tono diferente al de otras vocerías.

·         “Como siempre, aunque a algunos les moleste aparentemente de algún canal, de algún matinal, agradezco a los canales, agradezco a los funcionarios de las radios y los funcionarios de la Moneda. Y si alguien le molesta que siga reclamando, porque no le vamos a hacer caso”.

·         Posteriormente, también de manera totalmente inusual, el ministro Jaime Bellolio -hoy el hombre fuerte de La Moneda- elogió su gestión y defendió al doctor de las críticas.

“No he pensado renunciar”. Paris ha tenido semanas duras. El lunes 22 de marzo, cuando las alzas de contagios no cesaban, el ministro planteó decretar cuarentena en toda la Región Metropolitana al interior del Gobierno. Pero, en esa oportunidad, se decidió esperar. El Presidente dio luz verde 3 días después.

·        ·        En La Moneda están conscientes de que Paris tuvo ahora una mala semana, con mucha presión y expuesto a críticas directas de parlamentarios durante las comisiones en que participó, tanto en la Cámara como en el Senado.

·      ·          “No he pensado renunciar a mi cargo”, respondió ante una pregunta en el reporte sanitario de este jueves.

Salidas de libreto. A la presión a la que está expuesto Paris, sobre todo del mundo parlamentario, se atribuyen algunas de sus declaraciones de esta semana.

·      ·          El lunes, mientras era cuestionado en una sesión especial de la Cámara para revisar la postergación de las elecciones a partir de la crisis por el Covid, Paris señaló: “Chile no tiene preparado un sistema de ayuda social contundente”.

·      ·   Pero después pidió explicar sus palabras: “En nuestro país la ayuda social, el colchón de ayuda a la población más vulnerable no está suficiente preparado. Yo no me refiero solo a este gobierno”.

·       ·   El martes, cuando se retomó el debate para aplazar las elecciones en la comisión de Constitución de la Cámara, la diputada Pamela Jiles (PH) -y otros parlamentarios de oposición- reclamaron por su ausencia. Incluso, se planteó suspender la sesión hasta que no llegara. El ministro Juan José Ossa lo defendió, pero Paris igual debió comparecer a la comisión por la noche.

·       ·   Y el miércoles, durante la comisión de Constitución del Senado y en medio de la presión de los parlamentarios opositores, informó las nuevas medidas que iba a adoptar el Gobierno. Por la mañana había abordado lo publicado por medios extranjeros: Un artículo de The New York Times, que indicó que la exitosa campaña de vacunación dio a los chilenos una falsa sensación de seguridad, y una columna en el Washington Post, más dura aún.

·       ·   “Se ponen de acuerdo, parece, para transmitir esta noticia”, respondió Paris, lo que no fue bien evaluado en sectores oficialistas.

El factor Siches-Mañalich: Un grupo de diputados de oposición está empezando a analizar una acusación constitucional contra Paris. Se trata de Leonardo Soto (PS), quien ya ha pedido la renuncia del ministro, Jaime Mulet (PRVS) y Rodrigo González (PPD). Se esgrime el no haber adoptado medidas sanitarias a tiempo, como el cierre de fronteras, o algunas que consideran erróneas, como el otorgar permisos de vacaciones.

·     ·    En el oficialismo estiman que, de todas las críticas de la oposición, lejos la más compleja fue la que realizó la presidenta del Colegio Médico, Izkia Siches, en el podcast La Cosa Nostra.

·     ·   “Entiendo que lo más probable es que el ministro diga: ‘Oigan, pero es que por qué no hacen esto’, y le dicen: ‘No, en realidad vamos a hacer otra cosa’. Y él va, pone la cara, como buen soldado, en cada uno de los matinales, de las mañanas, haciendo el reporte, pero no veo una capacidad de incidir”. 

     ·   Para algunos, otro flanco sensible ha sido expuesto por su antecesor, el exministro Jaime Mañalich, quien ha criticado algunos aspectos claves del manejo de la pandemia, como en su momento fue pedir cuarentena total para la Región Metropolitana o el cierre de fronteras.