Anuncias recursos para reparación de multicanchas en San Carlos


Anuncias recursos para reparación de multicanchas en San Carlos


Inversión en San Carlos  llegan a los 119 millones de pesos.

Durante este martes, el intendente Cristóbal Jardua, en representación del Gobierno Regional de Ñuble, realizó la firma de cinco convenios con dos municipalidades de la región: dos con San Carlos y tres con San Ignacio.

Se trata de una inversión que en total supera los $362 millones y que irá en directo beneficio de 19.183 vecinos de ambas comunas. Son iniciativas de carácter local que contaron con la aprobación de los Consejeros Regionales para la ejecución de dichos proyectos con recursos dispuestos por el Gobierno Regional.

Aquí en la capital de la provincia de Punilla se ejecutarán dos proyectos que buscan potenciar el deporte en la comuna. El primero de ellos consiste en la reparación de seis multicanchas en diversos sectores de San Carlos, con recursos destinados a pintar la base de las canchas, reparar los cierres perimetrales y los arcos de baby fútbol. 

El segundo convenio permitirá llevar a cabo la construcción de graderías para el Club Deportivo Navotavo y Cruz Azul, donde cada una de las barras contará con un nuevo espacio para poder apoyar a sus equipos. 

Por su lado, las firmas de convenios llevadas a cabo con San Ignacio consideran tres iniciativas gestionadas por el municipio, las cuales vienen a modernizar la comuna. La primera de ellas contempla la ejecución de un nuevo alumbrado público para 6,6 kilómetros del sector rural San Antonio con 129 luminarias tipo led por un total de 91 millones 534 mil pesos.

El segundo convenio considera la construcción de cuatro graderías en dos canchas de fútbol, una en el sector Barrio Alto y otra en Santa Juana. Este proyecto viene a complementar un espacio destinado a la recreación y al deporte con una inversión que alcanza los 50 millones 216 mil pesos.

El último convenio para San Ignacio está destinado a la construcción de 308 señales de identificación de nombre y numeración de distintas calles ubicadas en las principales esquinas de la comuna, con un costo de que supera los 100 millones de pesos.