Actores locales que dan vida a radioteatros próximos a estrenarse


Actores locales que dan vida a radioteatros próximos a estrenarse


De modista  del barrio Parralito, a actriz de la compañía “La Matriz”

Para mí el teatro es vida  y contribuye a  mi felicidad, nos dice María Magdalena Valenzuela, una modista del barrio Parralito que acogió la invitación del Centro Cultural y hoy forma parte del elenco que se apresta a lanzar  en San Carlos un ciclo de cuatro radioteatros.

María Magdalena tiene hoy 60 años  y durante gran parte de su vida la ha dedicado a la costura, y aún cuando  le gusta su oficio, reconoce que es rutinario y que el teatro llegó para refrescar su vida.

“A ver, yo soy modista, entonces estoy muchas horas dentro de mi casa. Entonces el teatro me obliga a salir, ahora no tanto, pero igual debemos ir a ensayos, grabaciones etc.

La costura es rutinaria, uno está sentada a la máquina todo el día, no se mueve, y el teatro me abrió la posibilidad de conocer a otras personas, interpretar a personajes, entender las diferencias  y también disfrutar del grupo  donde todos estamos unidos tras una creación”

Qué siente cuando realiza teatro: “Siento vida, me siento otra persona. Además de que te lleva a compenetrarte de un personaje y eso es extraordinario”.

A veces se sorprende interpretando un parlamento  y son sus retoños quienes le recuerdan  con un aplauso, que no está en el escenario, nos cuenta alegremente  esta vecina  sancarlina, quien agrega que el teatro dio espacio a su creatividad e hizo fluir sus emociones.

María Magdalena reconoce que por estos días el trabajo ha sido totalmente distinto con los radioteatros.  Se les ha plantado un desafío, donde la personificación está dada por la voz.

“Yo antes personifiqué a la “chepa” en la obra “La Remolienda” pero ahora tenemos que trabajar una línea distinta, son parlamentos, son textos que deben interpretar en una obra que solo se escuchará porque es radioteatro, pero que tiene música, canciones  y ambientaciones.

Este  proyecto de radioteatro fue postulado y adjudicado por el equipo del Centro Cultural San Carlos de Itihue como Corporación Municipal de Cultura de San Carlos, y forma parte del plan de Desarrollo de Públicos que financia el Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio.