Futuro Profesor UBB concretó la matrícula de 35 estudiantes a carreras de Pedagogía


Futuro Profesor UBB concretó la matrícula de 35 estudiantes a carreras de Pedagogía

La coordinadora del programa Futuro Profesor UBB, Mg. Marcela Rivas Valenzuela, valoró el entusiasmo, compromiso y vocación pedagógica que los/as jóvenes demostraron durante todo el proceso, lo que se vio materializado en el ingreso a las carreras de Pedagogía de la Facultad de Educación y Humanidades. “Esto nos indica que los procesos de selección y los talleres de fortalecimiento de la identidad de la profesión docente han dado resultado desde el punto de vista del compromiso con la Educación manifestado por los/as estudiantes”, precisó. 

Si bien se registraron 35 estudiantes matriculados a través del programa Futuro Profesor UBB, el total de habilitados del programa se elevó a 48, puesto que 13 jóvenes que ingresaron a pedagogías a través del sistema tradicional, también cursaron el proceso formativo previo. 

La docente Marcela Rivas señaló que en este último proceso también se constató el interés de numerosos estudiantes de establecimientos subvencionados quienes expresaron su afán de participar en el programa Futuro Profesor UBB.

Karina Acevedo López egresó del Liceo Claudio Arrau León de Coihueco e ingresó a Pedagogía en Historia y Geografía. Karina vive en el sector de Talquipén y asegura que la oportunidad otorgada por la UBB es realmente interesante. “Siempre quise ser profesora, así es que esta posibilidad de Futuro Profesor UBB es muy bienvenida. Estaba un poco desorientada sobre cómo ingresar a la Universidad, así es que el programa también me ayudó en eso. Para mí fue muy entretenido por la forma en que los/as profesores enseñaban y orientaban, además se notaba muy claramente la vocación y las ganas que tenían por enseñar. Mi familia está feliz, me apoyan harto y me dicen que siga adelante”, comentó. 

En tanto, Matías Manríquez Carreño, egresado del Liceo Polivalente Nuestra Señora de la Merced de San Carlos, ingresó a Pedagogía en Educación Matemática. Matías vive en Ñiquén y asegura que la docencia siempre fue de su interés, pero la veía distante, de manera que el programa fue muy útil. “Lo que más me sorprendió, a través de las clases sincrónicas y asincrónicas, fue el modo en que los profesores mostraban la pedagogía, así como las formas de enseñar, la relación que se debe llevar con los alumnos y apoderados, entre otros temas. Creo que los talleres de Innovación Pedagógica y de Vocación Docente son extraordinarios. Uno notaba que había un gran equipo de apoyo, porque siempre había una profesora que nos guiaba en todo, y la disponibilidad de los profesores para responder las dudas o inquietudes fue siempre la mejor. Ha sido una experiencia muy grata y creo que nunca se me olvidará”, reflexionó.