Nuevamente denuncian intervención del río Perquilauquén en Ñiquén


Nuevamente denuncian intervención del río Perquilauquén en Ñiquén

Una mujer mayor  que vive sola en Ñiquén, en el sector Valencia, alzó la voz  para denunciar la intervención ilegal del río Perquilauquén,  con faenas de áridos que provocan desvíos en el cauce natural e inundaciones en invierno.

Con el natural respeto de la gente del campo, Antonia Valenzuela Parra,  fue primero al municipio de Ñiquén y  denunció el hecho al alcalde Manuel Pino y con sorpresa comprobó que el mismo municipio  participaba de estas extracciones de material pétreo, junto camiones que venidos desde Parral.

Sin ningún permiso  intervienen el río  horadando la ribera sur  para extraer el material, dejando grandes  hoyos que  en invierno provocan  cambios  en caudal de la aguas e inundaciones, ante lo cual la denunciante teme que  las casas del lugar, entre ellas la suya, se vean inundadas por esta ilegal acción, que nadie detiene.

“Aquí llegaron camiones y (con maquinaria) hicieron este hoyo se llevaron el material (ripio)  y destruyeron las defensas del río. En el invierno este río Perquilauquén crece tanto que llega a Renaico y esa casa  que hay ahí,  ojalá que  no desaparezca”, reclama la mujer de avanzada edad, que vive sola  y que denunció este hecho.

Antonia Valenzuela se percató que los camiones eran de la municipalidad de Ñiquén y fue hasta donde el alcalde,  este le dijo que  eso lo habían hecho unos camiones de Parral, pero que después ellos (el municipio)  también habían venido a sacar material.

La denunciante se lamenta  de la falta de apoyo  de sus autoridades locales “No tuve el apoyo que esperaba del señor alcalde, ni de la señora Oriana (directora de Obras municipales), no de este niño (Héctor) Monrroy que dirige los camiones municipales. No me apoyaron, no me dijeron nada. Estoy desesperada, ya que esto en el invierno será un desastre.

Además de este lugar donde camiones ingresan para sacar material provocando alteraciones peligrosas en el curso del río, a metros del lugar hay otro  pozo similar,  ya que este tipo de faenas ilegales, más las desviaciones de aguas que realizan algunos  agricultores hacia sus predios  genera una especie de “tierra de nadie”.