Proponen estacionamiento de feria libre a tres cuadras para solucionar proyecto paralizado


Proponen estacionamiento de feria libre a tres cuadras para solucionar proyecto paralizado

Como un grave error fue calificada la situación que afecta al millonario proyecto de techar la feria libre, cuyo inicio de obras se encuentra paralizado ante la falta de terreno para dar cumplimiento a los estacionamientos  que debe tener el recinto y que fueron consignados en el diseño.

El problema que se extendería más allá de la actual administración, se solucionaría, según los expertos municipales, con la  creación de estos estacionamientos a unas tres cuadras de la feria libre, en calle Tomás Yávar frente al cementerio y de paso se dará uso a un terreno adquirido por la anterior administración.

De acuerdo a lo expresado en la última sesión del concejo municipal, el problema se originó al realizar el diseño sobre un espacio de terreno que hoy es particular, pero que inicialmente fue parte de un  paño  completo de propiedad del Serviu que entregó a la municipalidad de San Carlos el año 2014,  error que se dio en la etapa de diseño de esta obra. 

“Existe hay un problema referido a la duplicidad de dominio que hay sobre un retazo del terreno” dijo el Secplan Alex Molina quien puso énfasis en que su labor, es buscar solución técnica que permita resolver  el problema de la obra,  situando el origen del conflicto en el ámbito jurídico.

El lugar destinado a los  estacionamientos en el proyecto, resultó ser de un particular que lo adquirió por medio de bienes nacionales hace ya varios años y que no fue advertido en el estudio de títulos  que hizo la municipalidad.

Ahora lo que se busca como solución,  es utilizar un terreno municipal adquirido en la administración anterior (adquisición que se encuentra entre las controvertidas judicialmente) y que para este caso permitiría instalar allí, a unas tres cuadras de la feria libre,  una zona de estacionamientos exigidos por normativa. “La estrategia es visualizar lo antes posible una solución técnica al proyecto, es decir cómo nosotros podemos emplazar los estacionamientos que nos faltaron, para que el proyectos vuelva a cumplir con todas las normas urbanísticas”, explicó  Molina

El director de obras, Gastón Suazo,  consultado por responsabilidad en el diseño de este proyecto, señaló que tal iniciativa se trabajó en la Secplan y no pasó por la dirección de obras en su oportunidad, sino solo cuando el proyecto  ingresaría a instancias superiores para aprobación.

Aun cuando está paralizada la entrega de terreno para ejecución de las obras, existe un evidente perjuicio para la empresa la cual, hasta el momento, ha manifestado voluntad de esperar mientras se resuelve este conflicto de diseño que, al parecer  demoraría tiempo en que las instancias  comprometidas tomen conocimiento y acepten las modificaciones  del proyecto.

Digamos finalmente que este proyecto por 1.800 millones de pesos, debe ser nuevamente revisado y aprobado por los organismos involucrados, Gobierno regional, Ministerio de Desarrollo Social y Serviu proceso  que podría extenderse más allá de la actual administración.