Emprendedoras avícolas de Yungay apuestan por los huevos de codorniz


Emprendedoras avícolas de Yungay apuestan por los huevos de codorniz

Los huevos de codorniz son conocidos por tener un alto contenido de proteínas, vitaminas y minerales y aunque son más pequeños que los huevos de gallina su valor nutricional es mayor, lo que lo convierte en un alimento muy completo.

Debido a estas propiedades, tres emprendedoras yungayinas que están en su segundo año del Programa Mujeres Rurales, que ejecuta Indap-Prodemu, decidieron comenzar hace unos meses con la crianza de codornices para la producción de huevos.

Odila Gutiérrez Chavarría presidenta del Comité Campesino Agrícola y Frutos de mi Tierra El Cardal comenta que empezó con 80 aves. “Primero por curiosidad y por ser algo novedoso para la gente del sector y me di cuenta con el tiempo que el cuidado de las codornices es más fácil, se gasta menos dinero y menos tiempo en comparación con las gallinas”.

La tesorera del grupo, Sandra Pérez Sánchez, tiene una opinión similar. “Es un tema novedoso para mi comuna y quería innovar en algo que fuera rentable a largo tiempo y que ocupara poco espacio y poco tiempo y las codornices cumplían ese requisito, ya que requieren menos vigilancia que las gallinas”.

Aunque Sandra cree que aún hay gente renuente a comprar los huevos de codorniz principalmente por su tamaño está segura que con el tiempo todos comprenderán las propiedades de este producto. “Es muy poco lo que se conoce el huevo de codorniz por acá, pero estoy motivada a producir en gran cantidad para que sea autosustentable, quiero que el negocio crezca para producir carne y huevo y también lograr tener una incubadora para vender reproductores”.

Una meta similar comparte Odila, ya que está pensando en vender sus gallinas para dedicarse solo a la crianza de codornices. “Pienso que en corto plazo venderé las gallinas y solo conservaré algunas para consumo familiar y me dedicaré a la producción de huevos de codorniz porque las gallinas generan más gasto y es menos lo que se recibe si lo comparo con las codornices”.

“Me encantaría algún día poder comercializar mis huevos de codorniz en un supermercado, ferias o locales importantes para que la gente de la región conozca lo saludable que son y sepan que en Ñuble hay buena calidad en huevos”, señala Odila.

La directora regional de PRODEMU, María Cecilia Varas Benavente, valora que “las emprendedoras rurales de nuestra región se atrevan a innovar y utilicen todos las herramientas y recursos que la Ruta del Emprendimiento Rural tiene para ellas”.

“A pesar de la pandemia estas mujeres nos han demostrado que es posible diversificar la producción y así conquistar nuevos mercados, como todo en la vida el comienzo será difícil, pero con el tiempo no tengo dudas que lograrán conquistar el paladar de todos en la región con los huevos de codorniz”, agregó María Cecilia Varas.

Cabe destacar que el Programa Mujeres Rurales se circunscribe a la Ruta Del Emprendimiento Rural, la que busca contribuir al proceso de empoderamiento de las mujeres mediante la generación de un espacio de reconocimiento de sí mismas como trabajadoras y de la adquisición de herramientas técnicas, de gestión y comercialización para mejorar un emprendimiento.