Controvertidas autorizaciones para funcionamiento de feria libre


Controvertidas autorizaciones para funcionamiento de feria libre


Este martes el alcalde había oficializado
   una nueva medida relacionada con  la feria libre, esto es autorizar su funcionamiento los  días tradicionales, martes y sábado y eliminar el día viernes que había sido incluido justo cuando entramos a fase 1, cuarentena total, sin embargo a las pocas horas se retractó  y volvió a autorizar un tercer día de feria libre.

Este aumento de día (viernes) no fue  bien visto dado que constituía un riesgo sanitarios, sin embargo lo que se oficializó en la mañana, horas después lo revirtió  el alcalde tras una conversación que sostuvo con  el grupo de feriantes que insiste en aumentar en un día de atención  con  la  idea de recuperar ventas.

Tras la conversación el alcalde, desde su casa, llamó al municipio y ordenó revertir la situación y retirar la información  que se había entregado a los medios  donde se informaba que se  eliminaba

Este caso  evidencia un problema  más profundo que está siendo analizado por feriantes antiguos y es el hecho de que no se trata de tener más días de feria libre para mejorar las ventas, sino que es un  problema que se venía arrastrando antes de la pandemia y que con esta  crisis sanitaria aumentó, según lo comentó un antiguo feriante.

La caída de las ventas de la feria libre  es algo que  los feriantes tradicionales ven con preocupación  y tiene su origen en que la familia sancarlina  ha disminuido su  costumbre de ir a la feria los martes y sábado, debido a que en el centro de la ciudad, en las veredas y en los supermercados encuentra  los mismos productos, frutas y verduras,  que ofrece la feria libre.

Una fuente municipal  dijo a este medio que  el tema de fondo no se quiere abordar, esto es  edificar un recinto  cuyo servicio  ha sufrido una considerable caída, proyecto que además se encuentra paralizado por  fallas en su diseño.