Emprendimiento sancarlino de comida rápida conquistó Impulso Chileno


Emprendimiento sancarlino de comida rápida conquistó Impulso Chileno

La sancarlina Ana Paola Pérez obtuvo el primer lugar con su emprendimiento “Sabores que encantan”, emprendimiento en el que trabaja junto a sus dos hijos y que destacó entre más de 18 mil postulaciones.

Sancarlina de corazón, Ana Paola Pérez se instaló hace más de 20 años con un negocio de provisiones menor en San Carlos, ubicado a 16 kilómetros hacia la cordillera. Hace tres años decidió ampliar el giro de su negocio incluyendo comida rápida “Sabores que encantan”, emprendimiento con el que ganó Impulso Chileno de la Fundación Luksic, representando a la comuna y a la región del Ñuble.

“Llevo más de 20 años acá y me he podido mantener en el tiempo y seguir adelante con este proyecto. Como toda mujer he luchado para mantenerme y ayudar a mi familia, y lograr sacar a mis hijos adelante en sus estudios”, cuenta Ana Paola de 47 años quien se enteró del concurso de emprendimiento por la red social Facebook.

Cuenta que el concurso de la Fundación Luksic llamó mucho su atención. “Empecé a averiguar sobre los requisitos, vi que cumplía con todos ellos y me propuse postular y soñé con ganar”, precisa.

Y así fue, entre 18 mil emprendedores que postularon a la iniciativa que premia a los mejores emprendimientos con un monto en dinero de entre 3 y 5 millones de pesos y una mentoría de seis meses por la Escuela de Administración de la Universidad Católica, Ana Paola conquistó el primer lugar junto a sus dos hijos Sebastián y Catalina Parra. 

Relata que medida que fue pasando etapas sintió que la meta estaba cada vez más cerca. “Cuando nos pidieron hacer el video estuvimos muchas horas intentándolo hasta que saliera el mejor video y fuera elegido. Después vino la entrevista y me sentí muy acogida en ella. Sentí que tuve mucha llegada con los entrevistadores, finalmente me llegó el mensaje donde yo era una de las ganadoras de Impulso Chileno. Ese momento sentí mucha emoción”, señala. 

Cuenta que el dinero del premio le permitirá invertir en tecnología para responder a las exigencias del Servicio de Impuestos Internos en cuanto a la emisión de boletas electrónicas, además la adquisición de maquinaria. “Pretendo comprar una máquina conservadora para empezar a trabajar en postres, helados y copas y también invertir en una máquina de pollos a asados”, detalla.

San Carlos fue uno de los dos emprendimientos ganadores de la región del Ñuble en el concurso Impulso Chileno, iniciativa de la Fundación Luksic en alianza con la Corporación Simón de Cirene y la Escuela de Administración UC, la cual premió a 100 emprendedores de todo el país para que puedan fortalecer y sacar adelante sus negocios. 

 “Este año ha sido muy duro y desafiante para todos, especialmente para las emprendedoras y los emprendedores de todo Chile, que a pesar de todas las adversidades nos han demostrado lo que significa la resiliencia. ¡Son un ejemplo que emociona y que inspira! Y sabemos que hoy más que nunca necesitan mucho apoyo. Por eso, con orgullo hoy premiamos a los 100 ganadores de Impulso Chileno, mujeres y hombres apasionados que trabajan con convicción por sus negocios y a quienes queremos entregarles este impulso académico y económico, para que sigan adelante con fuerza”, dijo Andrónico Luksic.