Goodvalley dispondrá de 50 túneles de secado para la cosecha 2021 de ciruela deshidratada


Goodvalley dispondrá de 50 túneles de secado para la cosecha 2021 de ciruela deshidratada

AGRO.- (portal agro chile).- Desde su nacimiento en 2009 y salvo excepciones, Goodvalley -empresa socia de Chileprunes- ha crecido parejo en las toneladas exportadas de ciruela deshidratada en torno a 12 a 15%, y la temporada 2020/2021 no sería la excepción, pudiendo incluso llegar a 18%. 

En efecto, este año los envíos fueron de 5.500 toneladas, mientras que para la cosecha 2021, la cifra oscilará entre 6.000 a 6.500 toneladas, señala Bruno Ceroni, gerente comercial de Goodvalley.

Este año, al menos, el tema de la sequía no los afectó en demasía en la zona de Colchagua. La pandemia -tomando las medidas sanitarias respectivas-, tampoco ha sido un obstáculo para ellos, ni para la industria chilena de frutos secos en general, habría que agregar. Los mercados han estado activos tanto en Europa como en Asia, zonas a las que Goodvalley destina el 60% y 40%, respectivamente de sus ciruelas deshidratadas.

Los europeos, con los encierros, han cocinado más, y en aquellos productos que elaboran en el hogar, la ciruela tiene un espacio importante en diversos platos y recetas, además de ser un snack que se come a toda hora.

Importante inversión

Goodvalley exporta ciruelas deshidratadas a más de 25 países en todo el mundo, y en Europa predominan Alemania, Polonia, Italia y Dinamarca. En Asia los más relevantes son China, Taiwán, Tailandia y Singapur.

La apuesta que la empresa realiza por la ciruela deshidratada se revela en la construcción de 20 túneles de secado -inversión de US$ 2 millones-, los que se suman a otros 30 hornos, dando un total de 50 que estarán disponibles para la cosecha próxima que se produce en el primer semestre 2021. Se trata de una inversión relevante que ayuda a la calidad del producto, su inocuidad y trazabilidad.

“Somos en la actualidad la única empresa con 50 hornos y un proceso centralizado para todos los productos”, dice Ceroni.

Además, vendría a ser uno de los requisitos para entrar al exigente mercado japonés, el cual paga un diferencial de precio importante por la ciruela norteamericana, que realiza estos procesos más tecnificados, bastante más que lo que pagan otros países asiáticos por la ciruela proveniente de otros destinos, indica el ejecutivo.

La Exportadora y Procesadora Goodvalley viene realizando inversiones importantes en los últimos años. El 2019 ya lo habían hecho al construir 3.500 mts2 de galpones.

Así es como se consolida como una de las empresas más relevantes del sector, contando con oficinas en Santiago, una planta en la zona de Colchagua, VI Región, y un trabajo conjunto con productores asociados que en su totalidad implican 600 hectáreas de ciruelos. A pesar de la adquisición de los hornos de secado, y si bien no es el foco del negocio, la empresa socia de Chileprunes hace tres años también se dedica a la ciruela fresca, dando un mix de posibilidades de negocios a sus productores.

Bruno Ceroni señala que la industria chilena, de no pasar acontecimientos climáticos relevantes, tiene un potencial exportador de 100 mil toneladas de ciruelas deshidratadas. El 2019, sin embargo, hubo fuertes heladas que bajaron la producción, y este año, si bien no hubo una gran helada, la sequía fue relevante en ciertos sectores (Melipilla, Pirque, etc) afectando el número final, además de registrarse un exceso de calor post floración. Eso hará que la producción baje a 75 mil T, y si a eso se suman los 15 a 20 mil T que se van a fresco, la estimación es que la próxima temporada termine en 55 a 60 mil T.