Agricultores calculan daños y emplazan a Colbún tras derrumbe de canal de regadío


Agricultores calculan daños y emplazan a Colbún tras derrumbe de canal de regadío

AGRO.- (latercera.cl).- Desplome de un túnel en el canal Las Mercedes, usado por cerca de mil agricultores -y cuya mantención está a cargo de la eléctrica ligada a la familia Matte-, los dejó sin poder regar sus cultivos y varios acusan pérdida total. Minagri cuantifica las pérdidas y convocó a una mesa, mientras la firma se defiende y asegura que los cuidados están al día.

Una temporada auspiciosa parecía ser la de 2021 para los agricultores de la zona de Curacaví y María Pinto, en la Región Metropolitana. Tras largos años de escasez de lluvias, este invierno cayó más agua y, por ello, las expectativas eran altas, en una zona que abastece a los principales centros de recepción de vegetales de la Santiago.

Pero en las últimas semanas esas expectativas se derrumbaron, valga la redundancia, tras un derrumbe. Una parte de un túnel que forma parte del canal Las Mercedes se desplomó, dejando a más de 1.100 fruticultores y hortaliceros de la zona, que cultivan unas 16.000 hectáreas, sin poder regar sus cultivos, muchos de ellos cerca de la cosecha. Varios de ellos acusan pérdida total y culpan a Colbún, el grupo eléctrico ligado a la familia Matte, que es el encargado de la administración del túnel. Entre estos agricultores hay pequeños, la mayoría, pero también grandes, entre ellos, la familia Ariztía.

¿Qué tiene que ver Colbún con esto? La compañía opera una central hidroeléctrica, llamada Carena. Como el objetivo del canal es el riego agrícola, la generadora utiliza el agua y, a cambio, es la encargada del mantenimiento. Tras algunas semanas, este fin de semana se efectuaron reparaciones y volvió a fluir agua del canal, pero los canalistas aseguran que se trata de cantidades mínimas.

Por ahora, no hay una cifra definitiva de pérdidas, las que están siendo cuantificadas por el Ministerio de Agricultura, pero en el sector aseguran que son millonarias. Esta semana, el gobierno realizará un primer levantamiento de esos datos.

El derrumbe

El incidente comenzó el miércoles 25 de noviembre, cuando Colbún informó a los regantes que estaba disminuyendo fuertemente la capacidad del túnel de transportar agua. Al día siguiente este colapsó y debió cortarse la entrega de agua, lo que duró casi tres semanas. Se trata de un túnel que entró en operación en 1875 y no había habido, hasta ahora, un corte de la magnitud del actual.

“Yo creo que aquí hay una responsabilidad de mantención del túnel. Aunque Colbún, de la familia Matte, diga que está todo hecho a tiempo, no se entiende por qué se llega a caer un túnel”, asegura José Antonio Covarrubias, presidente de la Asociación Canal Las Mercedes.

“El costo es muy difícil de cuantificar. Estamos hablando de que el 70% de las hortalizas se han perdido. Son los cultivos que empiezan a salir en esta época o que están creciendo, pero que después de 21 días sin riego, se mueren. También hay daños en los cultivos de maíz, de los que puede ser que algo se llegue a recuperar, pero su rendimiento ya se vio totalmente afectado. Y en los frutales, estamos viendo abortos de fruta cuajada. Los árboles no se ven deprimidos, pero sí la fruta, que está recién cuajada y que por estrés, aborta”, añade Covarrubias.