La revolución del pistacho


La revolución del pistacho

AGRO.- (periodicoextremadura).- La Asociación de Productores de Pistacho y Comercializadores (Appistaco) aglutina en la actualidad más de 1.500 hectáreas de cultivo de este exquisito fruto seco repartidas en Jaén, Granada, Córdoba, Almería, Sevilla, Albacete, Murcia, Ciudad Real, Badajoz y Madrid. En España hay unas 30.000. Precisamente de sus más de 310 socios en Extremadura hay importantes miembros de Montijo, la Zarza (dos explotaciones) y Villanueva de la Serena.

Extremadura y la zona centro de la península Ibérica se ha revelado como un espacio idóneo para el cultivo de pistacho y además con un clima perfecto para su crecimiento óptimo con el máximo respeto al medio ambiente. No se trata de grandes producciones, ni requieren riegos excesivos, pero todo se trasluce en un sabor sin parangón con otros frutos secos similares. «Por ejemplo, los pistachos norteamericanos requieren grandes extensiones de terreno y mucha agua y muy poco sabor», explica el presidente, Julián Navarro Sánchez.

Appistaco es una asociación relativamente joven, pues su andadura comenzó en 2014, pero ya aglutina un importante número de hectáreas de este cultivo emergente y muy rentable. En la presente campaña la recolección supera las 30 toneladas de producto. El más inminente objetivo es realizar la transformación final del producto, envasarlo y distribuirlo bajo una marca propia.

En 2017 se puso en marcha un este proyecto, que se concreta en una planta de procesado en Las Navas de San Juan (Jaén) con 23.000 metros cuadrados de superficie y donde se descargará en la tolva, se empaquetará y embolsará el producto de este árbol caducifolio procedente de todo el país y también de los productores extremeños. Se comercializará bajo la marca Appistaco, patentada a nivel europeo. Esperan que ya esté operativa para la campaña del 2021.

Finalmente, desde el punto de vista nutricional el pistacho «es una fuente de riqueza para el cuerpo. Es bueno para el corazón y tiene cualidades muy beneficiosas para el cuerpo, especialmente para deportistas. Tomar un puñado de pistachos a media mañana o al mediodía lo nota el cuerpo», concluye el presidente de Appistaco, Julián Navarro.