Buscan protección de simbólica especie milenaria que vive en Ñuble “El Queule”


Buscan protección de simbólica especie milenaria que vive en Ñuble “El Queule”

En la comuna de Cobquecura en la provincia de Itata, se encuentra ubicadoel fundo Quile, lugar que se destaca por poseer una numerosa población de una de las especies con mayor historia milenaria, que ha sido testigo de la evolución del hombre, de glaciaciones, de extinciones y muchos otros cambios que ha experimentado nuestro planeta,“El Queule”.

En la actualidad, este simbólico árbol se encuentra bajo un proyecto GEF/MMA/FAO, de conservación de especies amenazadas,ejecutado por el Ministerio de Medio Ambiente, implementadopor la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y financiado por el Fondo Mundial para el Medio Ambiente (GEF), ya que es el único representante de su familia y su hábitat es bastante restringido. Fue el responsable del levantamiento de muchas villas y pueblos, pues su madera era muy apreciada y esa fue una de las razones de su casi desaparición, por esta razón se encuentra en peligro de extinción.

Gracias a este proyecto, se ha realizado una serie de acciones piloto con miras a la conservación de la especie, tales como; cercado de rodales con queule, identificación y catastro de individuos, habilitación de circuitos de educación ambiental, restauración de bosque nativo, habilitación de sistemas agroforestales, entre otros.

Estas acciones se han ejecutado y llevado a cabo en Cobquecura, bajo el compromiso del propietario del predio Quiles, Sr. Patricio Varas, quien ha manifestado su apoyo a la realización de acciones de conservación del Queule en su predio y también gracias a la alianza colaborativa y permanente de los actores locales del territorio, principalmente la ONG Costa Sur, la Municipalidad de Cobquecura y la Seremi de Medio Ambiente. 

El fundo Quile, de aproximadamente 40 hectáreas de bosque nativo maulino, se caracteriza por poseer un altísimo valor de conservación. Se ha registrado en terreno la germinación natural de semillas de esta especie y posee el árbol de Queule de mayor tamaño registrado hasta ahora a nivel país, también es importante mencionar que actualmente el territorio se encuentra altamente fragmentado, es por esto que surge la necesidad de conservar y establecer una figura de protección en este predio con un ecosistema único dentro de nuestra región.

Durante la visita se recorrió el sendero "El Hualhual" con 3 km de longitud, con alta presencia de queules en su trayecto, donde se dio el espacio para conocer el bosque y el estado de conservación de los Queules, las acciones pilotos desarrolladas y plantear la posible solicitud de una figura formal de protección de esta especie. Además, se constata en terreno el buen estado de conservación de los bosques con presencia de Queule y la regeneración natural de la especie a partir de semilla, condición que es muy escasa a nivel nacional y solo se ha observado en el sector de quile. También se conversó y evaluó la posible figura de protección a desarrollar en el predio, donde todos los presentes se comprometieron en apoyar la iniciativa, ya sea “Santuario de la naturaleza, sobre los rodales con presencia de Bosque Nativo y Queule” y/o “Derecho real de conservación, sobre la misma superficie”,cuyo principal objeto es la conservación del Queule, y su condición única de regeneración natural que se desarrolla en el predio. 

Uno de los actores que estuvo presente en la visita es el Instituto de Desarrollo Agropecuario, quienes trabajan directamente con agricultores para fomentar el desarrollo rural, lo que sin duda es un aporte para el trabajo que se realiza en la comuna y en la región.

La coordinadora del proyecto conservación de especies amenazadas, Fabiola Lara, explica lo importancia de la protección y conservación de la Biodiversidad. “En este previo, se reúnen todas las condiciones para producción y conservación de un bosque nativo. Y es muy importante también compatibilizar el cultivo agroecológico de la especie Queule”. Contamos con el apoyo de la ONG Costa azul, corporación que se dedica al desarrollo sostenible e integral de la comunidad, quienes trabajan en el proyecto potenciando las actividades de educación ambiental y comunitarias en torno a esta especie.