Falleció Mario Mellado padre de los trigos modernos de Chile


Falleció Mario Mellado padre de los trigos modernos de Chile

Durante su vida laboral, el ingeniero agrónomo e investigador de INIA Quilamapu generó 21 variedades de trigo que dieron origen a distintos tipos de pan, contribuyendo por décadas a una mejor alimentación de las familias chilenas.

Gran pesar en el mundo agrícola nacional, especialmente en el sector triguero, generó el fallecimiento del destacado investigador de INIA Quilamapu, Mario Mellado Zambrano, acaecido en su residencia la noche del sábado.

Originario de la provincia de Arauco, completó sus estudios en el Liceo Enrique Molina de Concepción, para luego cursar la carrera de Agronomía en la casa de estudios penquista, de la que se tituló en 1964 con la distinción del Premio Universidad, por haber sido el mejor alumno de su promoción. Al año siguiente ingresó, en Chillán, a un naciente Instituto de Investigaciones Agropecuarias, el INIA Quilamapu, donde haría una brillante carrera como investigador del Programa de Mejoramiento de Trigo por espacio de 39 años. 

En ese período,trabajó en la generación de variedades destinadas a impulsar el sector triguero nacional y la alimentación del país. Generó 21 variedades de trigos adaptados a distintas zona agroecológicas del centro y centro sur de Chile, destinando, además, una parte importante de su tiempo a encuentros con agricultores para capacitarlos en aspectos de siembra, manejo y cosecha de trigos. 

Su intensa y prolífica labor tuvo una directa incidencia en la gran mayoría de los hogares chilenos, pues el tradicional pan de consumo diario era preparado con las harinas provenientes de los trigos que él y su equipo generaron por casi cuatro décadas, con la misión de que cada vez fueron trigos de mejor calidad nutricional para enriquecer la alimentación del país.

Además del desarrollo de variedades de trigo, su carrera se coronó con innumerables artículos científicos y divulgativos, y la publicación de dos libros de gran factura "El Trigo en Chile" y "Nociones Básicas sobre Genética y Mejoramiento Vegetal y Animal". 

Su contribución al crecimiento del sector triguero nacional le significó recibir en 2004, año de su jubilación, la distinción de Investigador Emérito de INIA, institución con la que jamás perdió contacto, reflejando el cariño que le forjó. 

En los últimos 15 años volcó sus energías a su familia y a la escritura, dando origen a cinco novelas personales "Recuerdos y Reflexiones de un Hombre Común”; “Cosas de la Mente”; “Hijos del Bullicio”; “El Joven de la Manta” y "Avatares de un ser", algunas de las cuales recogen experiencias personales, incluyendo su propia biografía. 

Sus compañeros de trabajo y familiares le acompañaron el domingo, cuando un cortejo privado salió desde su casa en Chillán, hacia el cementerio. Un respetuoso aplauso quebró el silencio que despidió a un hombre caracterizado por sus férreos valores éticos y morales, fortaleza de convicciones y gran calidez humana. 

Reacciones en el mundo científico

“La contribución del investigador Mario Mellado al mundo del trigo, está reflejado en el permanente reconocimiento que los agricultores y profesionales del agro le entregaron”, sostuvo el director regional de INIA Quilamapu, Rodrigo Avilés. “El compromiso que tenía para traspasar su conocimiento y experiencia era muy reconocido entre quienes tuvimos la oportunidad de compartir en su vida laboral, era muy generoso con lo que él sabía” agregó el directivo.

Las muestras de pesar llegaron a través de las redes sociales y correos electrónicos, incluso de quienes compartieron instancias internacionales. Así, el  dr. MohanKohli, originario de la India y con una dilata carrera en América Latina indicó que Mario Mellado “fue un gran hombre que dedicó toda su vida al bien de la sociedad… En todos nuestros contactos encontré a una persona visionaria y muy arraigada en sus convicciones y principios…Con su fallecimiento hemos perdido a un gran amigo y el país a un gran técnico”.En tanto, el dr. Sanjaya Rajaram prestigioso mejorador de trigos en el mundo entero, mencionó que “don Mario fue un gran personaje en el área de la ciencia agrícola, un gran escritor y pensador”.

A ellos se han sumado otras muestras de pesar provenientes de Chile y México, país donde obtuvo su maestría en ciencias y forjó grandes amistades, como la de los antiguos investigadores Jesse Dubin y Javier Peña del CIMMYT quienes también lo recordaron, haciendo llegar sus condolencias a la familia.