Los permisos que debe portar si va a votar en otra región


Los permisos que debe portar si va a votar en otra región

La seremi de Salud, Marta Bravo, supervisó el funcionamiento de la Aduana Sanitaria habilitada en el Terminal de Buses María Teresa de Chillán. “La consulta de datos electorales puede realizarse en consulta.servel.cl y el Pasaporte Sanitario en www.c19.cl. El retorno a los lugares habituales de residencia, podrá realizarse, portando los mismos documentos, dentro de las 48 horas posteriores al cierre de las mesas. En las últimas horas, han arribado a Ñuble, personas de Santiago, Los Ángeles, Concepción, para participar del proceso”, detalló Bravo.

En el caso de las personas habilitadas para sufragar que se encuentren bajo una medida de aislamiento obligatorio, por haber ingresado a Chile en fecha reciente, podrán asistir a votar portando un informe de resultados de análisis PCR SARS-CoV-2 con resultado negativo, realizado en lugares acreditados en Chile o en el extranjero con una antigüedad no superior a 72 horas. También deben exhibir de forma física o electrónica, el resultado de la Consulta de Datos electorales y su carnet de identidad.

“Estamos facilitando el desplazamiento y las personas podrán acudir a los locales de votación, durante el horario de apertura de los mismos, solo portando su carnet de identidad, sin importar la etapa en la que se encuentre su comuna. El llamado es a actuar de forma responsable, procurando cumplir todas las medidas preventivas y de autocuidado para evitar la propagación del COVID-19”, reiteró la seremi de Salud, quien entregó material educativo denominado “Ruta para un Plebiscito Seguro”, el cual entrega consejos para evitar contraer el virus al cumplir con nuestro derecho a sufragio.

Son cinco momentos claves durante todo este proceso.

Antes de salir de casa, en el trayecto al local de votación, al llegar, mientras votamos y de regreso a nuestro hogar debemos cumplir no sólo con las medidas sanitarias obligatorias, como el uso de mascarilla, sino también con distintas actitudes que nos pueden proteger de un posible contagio.

Algunas de las recomendaciones que entregan las Cuadrillas Sanitarias antes de salir de la casa, son, por ejemplo: monitorear su estado de salud antes de salir a votar y si presenta fiebre o dolor muscular debe acudir a un centro asistencial. En caso de que tenga el pelo largo es recomendable amarrarlo para evitar su manipulación. Hay cuatro elementos que no debemos olvidar: cédula de identidad, una botella de agua, alcohol gel y, muy importante: no olvidarse del lápiz a pasta azul.

Durante todo el trayecto desde que salimos de la casa y hasta que volvemos, es obligación usar la mascarilla de manera correcta, cubriendo desde la nariz hasta el mentón. Se debe utilizar en todo momento evitando tocarla. En el lugar de votación, solo se la debe retirar durante tres segundos para verificar su identidad cuando el presidente de la mesa lo indique. Recomendamos llevar una mascarilla de repuesto en caso que se humedezca, ya que si esto sucede pierde su efectividad.

Se debe evitar utilizar mobiliario público, como bancas, bebederos, baños y es fundamental que vayan con su propio lápiz azul. Todos los votantes deben utilizar alcohol gel antes y después de realizar el voto.

Hacemos el llamado para que los ciudadanos actúen con responsabilidad y asistan a votar con mucha precaución. Deben ir solos a menos que requiera ayuda, intentando hacer el trámite de forma expedita, evitando tocar superficies y privilegiando horarios de menor concurrencia. Deben respetar siempre el distanciamiento físico de más de un metro con los demás asistentes y realizar el trámite de manera rápida para que exista un proceso fluido evitando aglomeraciones.

Si una persona confirmada con el virus rompe su aislamiento y asiste a un local de votación, pondrá en riesgo la salud pública, puede generar contagios y brotes de la enfermedad y eso, es sancionado. Lo mismo pasa con los ciudadanos que han sido contacto estrecho y deben cumplir con una cuarentena obligatoria. Pedimos total responsabilidad social a aquellas personas que presentan o podrían presentar la enfermedad.