Daniel Matamala y el conflicto por Huawei


Daniel Matamala y el conflicto por Huawei
NACIONAL .-  Por Daniel Matamala.- Abril 17, 2019 Los países latinoamericanos parecen simples peones en el tablero.  "La batalla por el dominio de las comunicaciones es una de las puntas de lanza del conflicto abierto por el desafío de las inversiones chinas en América Latina, y Chile está en medio del fuego cruzado", comentó el conductor de 360°.

La Doctrina Monroe está a punto de cumplir dos siglos. En 1823, cuando las colonias latinoamericanas lograban su independencia, el presidente estadounidense James Monroe declaró que cualquier intervención externa en ellas sería vista como “inamistosa hacia los Estados Unidos”.
En ese momento la amenaza eran las potencias europeas, luego, en la Guerra Fría, lo fue la Unión Soviética. Una y otra vez, Washington ha repetido que esta zona es su área de influencia.Hoy el rival es China. Así lo dejó en claro, con una franqueza poco habitual en diplomacia, el secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, aquí en Chile: “El problema es que cuando China hace negocios en lugares como América Latina, a menudo inyecta capital corrosivo en el torrente sanguíneo económico, dando vida a la corrupción y erosionando el buen gobierno”.Hoy el punto de conflicto ya no es el colonialismo o el comunismo, sino Huawei y el 5G. La batalla por el dominio de las comunicaciones es una de las puntas de lanza del conflicto abierto por el desafío de las inversiones chinas en América Latina, y Chile está en medio del fuego cruzado.
“Durante mucho tiempo, Estados Unidos ha considerado a América Latina como su propio patio trasero y ha presionado, amenazado e incluso derrocado a los regímenes políticos de otros países”, acusó el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Lu Kang.Es cierto que Estados Unidos ha tratado a América Latina como su patio trasero, interviniendo directamente en la política interna en sus países, como bien lo sabemos en Chile. También es cierto que China es una dictadura que viola cotidianamente los derechos humanos y está embarcada en iniciativas de vigilancia estatal francamente orwellianas.Un ajedrez global en que, una vez más, los países latinoamericanos parecen simples peones en un tablero repleto de intereses y presiones.
ver video aquí