Empresario de la "fábrica del terror" a prisión


Empresario de la "fábrica del terror" a prisión
Los escabrosos detalles que surgieron en la reformalización de Hugo Larrosa. El argentino quedó en prisión por considerarse un peligro para la sociedad y que potencialmente podría darse a la fuga.
Larrosa arriesga penas de cárcel efectiva.Su detención se realizó ayer, y se propició luego de que la Brigada de Delitos Sexuales de la PDI recibiera una orden de la Fiscalía Centro Norte para la captura de Larrosa, producto de una denuncia de abuso sexual en 2017.Luego de pasar de su domicilio en Chicureo a dependencias de la Brisexme de la PDI, en la mañana de este sábado Larrosa debió sentarse en el banquillo a escuchar sus querellas por parte de una víctima, el Ministerio Público, el Ministerio del Interior y la CUT. Cabe recordar que ayer, la CUT acudió a las afueras de la fábrica de Larrosa en Colina para realizar una funa.
LOS DETALLESUna vez en el estrado, los detalles que entregó la parte querellante para justificar la presión preventiva fueron escabrosos. De los 16 videos que están en poder de la Justicia, y donde se observa claramente a Larrosa como autor de las torturas a la víctima que lo denunció en 2017, el Ministerio Público dio a conocer que además existe otro disco duro con al menos 80 gigabytes en videos de más torturas, vejámenes y violaciones.Además, la parte querellante entregó otro detalle no menor: tanto la esposa de Larrosa como un sobrino de él, habrían presenciado las torturas a trabajadores, en especial a la víctima denunciante, y habrían participado grabando los vejámenes, según relataron testigos en la causa.Además de los golpes de puño, patadas, palmadas y azotes con cinturón, los hechos más impactantes dicen relación con los abusos sexuales. La víctima, según relataron los abogados querellantes, contó que fue desnudado en varias oportunidades. Allí, Larrosa insistentemente trataba de besarlo en la boca, lo golpeaba en el trasero, apretaba sus testículos, le hacía tocaciones genitales e incluso le introdujo un plumón en su ano en tres ocasiones.También lo humilló sistemáticamente: los abusos eran en privado y también en presencia de grupos de trabajadores. Incluso, en varias ocasiones introdujo a la víctima en un basurero, lo desnudó y envolvió en cinta adhesiva, y usó alicates para arrancar el vello del trasero de la víctima.Por si fuera poco, en el día de cumpleaños de la víctima, Larrosa lo habría invitado a su oficina para supuestamente hacerle una fiesta. Acto seguido, obligó a otros trabajadores a desnudarlo, cerró la puerta y lo hizo correr por la oficina mientras lo golpeaba con la hebilla del cinturón. Allí la víctima relató que incluso terminó orinándose.