Comandantes en jefe del Ejercito recibían $10 millones mensuales para gastos domésticos