Seis gendarmes condenados por apremios ilegítimos


 En tanto, Raúl Guillermo Malverde Rosales fue condenado a 3 años de presidio, como autor del delito de aplicación de tormentos o apremios ilegítimos físicos o mentales, en concurso ideal con el delito de lesiones graves, en contra de Jonathan Contreras Belmar.
 Este consistió en que los más de cien reclusos que allí se encontraban debían cumplir con las instrucciones de los funcionarios de Gendarmería para su registro y control. Mientras se desarrollaba dicha actividad y apartándose de los deberes de control, cuidado y protección que su labor les imponía, los acusados, trasladaron a los internos Pablo Zambrano Yáñez, Juan Carlos Vaccaro y Jonathan Contreras Belmar a otro sector del recinto procediendo a castigarlos intencionadamente por la supuesta participación de las víctimas en el reclamo previo, infringiéndoles dolor y sufrimiento mediante agresiones físicas injustificadas y denigrantes que los afectaron física y emocionalmente”.