DE LOS ANDES, EL TANGO Y EL CHARANGO.


Comentario
Escribe: Mario San Martín Aliaga

En una de las reuniones de Encuentros Binacionales a la que asistí y que se realizó en Junín de Los Andes, Argentina, el Gobernador de Neuquén, Jorge Sobisch nos llamó a promocionar de manera conjunta, Chile y Argentina, los Andes Australes como una gran zona turística.

Bueno, y la cordillera de los Andes es mucho más que esta zona austral, se extiende desde Venezuela hasta la Patagonia, atravesando toda la América del Sur, caracterizando el paisaje de países como Argentina, Chile, Perú, Bolivia, Ecuador, Colombia y Venezuela.

Esta macro visión es similar a la Fernando Flores (Senador) que hablándoles a los porteños en Valparaíso les dijo "uno de los destinos de esta región es hacer de Valparaíso una ciudad mágica a nivel mundial y de ahí una ciudad intelectual cultural. Además ésta es una de las ciudades que debería ser capital del Tango en América Latina junto a Buenos Aires y Montevideo ".

El tango tiene mercado mundial. Hay estudios hechos por consultores, donde se establece que el tango produce en el mundo 2.500 millones de dólares de las cuáles sólo 200 quedan en Buenos Aires. En Finlandia, por ejemplo, se realiza en un Festival de Tango donde van 250 mil personas, y los japoneses, en el último tiempo, lo han incorporado a sus salas de baile.

Esto de los Andes Australes y el Tango de Argentina, Uruguay y Valparaíso, me lleva a referirme al reciente “malestar boliviano” porque nuestro Presidente, Ricardo Lagos le regaló un charango a Bono el líder de la banda irlandesa U2. El Presidente, dijo: “Las fronteras de nuestros países son muy distintas a las que tenían los pueblos originarios. Por lo tanto, es absolutamente probable que ambos países compartan algunas tradiciones autóctonas”.

Nada menos que el viceministro boliviano de Cultura, Edgar Arandia, anunció que su gobierno enviaría al cantante una carta para explicarle que el charango es un instrumento de origen boliviano y no chileno y, agregó, que propondría al presidente de su país Evo Morales, que en la próxima posesión de Michelle Bachelet, le regale un charango, como forma de reivindicación.

Sobre esta proposición nuestro Primer Mandatario, dijo: “Me parece una espléndida iniciativa y podrá verse que ambos charangos son muy parecidos. Hay una parte de Chile que habita en el altiplano, cuyo idioma también es aymara y que aunque no es todo Chile es una parte de él”.

En todo esto, en Los Andes, en el Tango, en el Charango se puede percibir claramente dos formas de ver el mundo; unos con una visión pequeña y casi egoísta y, otros que no encuentran obstáculos y sus miradas son globales, integradoras, soñadoras y que desean actuar con transparencia y respeto. ¿Con cual visión cree usted que se pueden generar cambios en nuestras comunidades?