Viernes 24 Noviembre 2017

 siguenos en facebook  siguenos en Twitter  siguenos en Google+ sígueme en Instagram          

Ganadería se recuperaría solo a través de la exportación

Se ha iniciado el 1 de septiembre del presente mes, el nuevo registro oficial de los

actores que comercializan anabólicos y de los productores que los aplican, tanto en la crianza como en la engorda de bovinos, con el objeto de identificar con exactitud la carne producida con estimulantes de desarrollo prohibidos en ciertos mercados de valor agregado, como la Unión Europea, Israel, Rusia, China o Corea del Sur.

Somos muchos quienes aplaudimos la implementación de este registro por parte del SAG, porque apunta a aumentar la disminuida oferta exportadora de carne bovina, causada, hace algunos años por el desinterés de los ganaderos en mantener sus planteles ganaderos bajo certificación oficial (PABCO), ya que su costo superaba el beneficio económico real. Estos predios están obligados a llevar registros específicos, con instalaciones adecuadas, que probablemente significan inversiones adicionales, sin lograr retorno. También, la caída a partir de 2007 de más del 30% de la masa ganadera, causada por la baja rentabilidad de la crianza bovina y el resultado negativo de la crianza de terneros lecheros.

Suponemos que hemos “tocado fondo” con respecto a la masa ganadera y que, a partir de 2017, estamos iniciando una etapa de retención de vientres, a juzgar por la caída de la faena de hembras durante el presente año, incentivado por el alto precio de los terneros y el renovado interés por la crianza de animales bovinos carniceros. Estamos seguros que solo la exportación de carne nos permitirá la recuperación de la ganadería.
Esperamos que los productores actúen en la producción de carne con anabólicos, con la máxima responsabilidad y estar consciente que solo la carne de esos animales no podrá ser exportada a los mercados que lo prohíben.

Debemos cumplir con las exigencias de los distintos mercados, porque no podemos correr riesgos, respecto de la carencia de anabólicos en la carne de exportación. De ahí la importancia de cumplir fielmente con la fiscalización y los nuevos registros oficiales de productores con anabólicos. Toda la industria de la carne bovina está invitada a participar seriamente en esta nueva etapa de la ganadería chilena.

Fuente: SAGO

Cuánto tiene ahorrado en su fondo para el seguro de cesantía

DISPONIBLE02

 

Revise si tiene excesos de cotizaciones