Viernes 28 Abril 2017

 siguenos en facebook  siguenos en Twitter  siguenos en Google+ sígueme en Instagram          

Rechaza establecer derechos de propiedad sobre las aguas

Afirmó que se necesita tener un control sobre los recursos hídricos en tiempos de escasez.
El debate sobre la reforma al Código de Aguas se ha tornado álgido en el país. El proyecto de ley que busca modificar la actual legislación se está tramitando en el Senado, tras ser aprobado en la Cámara de Diputados. En medio de esta discusión, la abogada experta en la materia y directora jurídica de la Autoridad de Aguas de Israel, Hanna Frenkel, participará hoy en el seminario "Avances en la gestión inteligente del agua", organizado por la Universidad de Chile y la Embajada de Israel.

La autoridad reconoció que "el problema del agua no es local, sino de la comunidad global". Respecto de la regulación local -y sin intención de establecer un juicio sobre el tema- tiene una visión más bien crítica. La abogada afirmó que "el hecho de que el agua sea un bien de uso público descarta que se constituyan derechos de propiedad respecto de ella. Es algo totalmente opuesto".

En Chile, el sector privado ha planteado reparos a la iniciativa legal en trámite porque justamente amenaza el derecho de aprovechamiento de aguas y califica este proyecto como expropiación encubierta.

Pero la autoridad israelí aseguró que es necesario que los derechos "estén en las manos del Gobierno, debido al interés público que el agua conlleva. El que se puedan constituir derechos privados sobre el agua se contradice con el interés público de este bien".

Frenkel sostuvo que "como bien de uso público que es, no deberían constituirse derechos de propiedad o concesiones sobre ella, sino solo usarse a través de un método anual de licencias". Añadió que "no tiene lógica ni sentido que los individuos tengan propiedad sobre un bien público. No lo entiendo". Señaló que "no me cabe un derecho entendido como el uso exclusivo de un particular sobre el agua. No es el método que tenemos en Israel".

Así, explicó que el aparato público debería tener la flexibilidad suficiente para distribuir el agua donde corresponda, acorde al fin específico para el que se pida. "Hay que tener control del bien en tiempos de escasez", señaló.

Frenkel aseguró que es necesario fijar prioridades para disponer del agua. Destacó que "la prioridad más alta debería ser el consumo doméstico. Luego debería estar también el uso para la agricultura, la industria y la ecología, que es un área relevante". En relación a que las actividades productivas estén un peldaño por debajo del consumo humano, la autoridad dijo: "En los usos distintos al consumo doméstico no se paga el costo completo de recuperación del agua".

"No tiene lógica ni sentido que los individuos tengan propiedad sobre un bien público. No lo entiendo". Hanna Frenkel directora jurídica de la autoridad de aguas de Israel.

Fuente: El Mercurio

Cuánto tiene ahorrado en su fondo para el seguro de cesantía

DISPONIBLE02

 

Revise si tiene excesos de cotizaciones